El mejor libro del mundo

ANTONIO RUIZ SÁNCHEZ
(Periodista)


Después de recomendar El Principito la semana pasada, busqué otro título apropiado para esta semana del libro. Sin embargo, me di cuenta que no hay un libro que sea el mejor del mundo, ni hace falta decantarse por uno concreto, porque cualquier lectura con la que se disfrute, ya es más que suficiente.

Porque leer no sólo mejora la memoria, aumenta el vocabulario y entrena el cerebro; además nos permite experimentar sensaciones como la angustia, la satisfacción, el miedo y la alegría en cuestión de minutos.

Nos enseña a empatizar con otras personas al interesarnos e identificarnos con los personajes del libro. Aprendemos virtudes como la amabilidad, el cariño o la generosidad y también a ser conscientes de la hipocresía, envidia y rencor que a veces nos rodea.

También aprendemos lecciones de vida como a enfrentarnos al fracaso, a superar los obstáculos y a distinguir lo que nos conviene de lo que no.

A veces un libro, simplemente, nos hace soltar una carcajada. O varias.

Leer es también un antídoto contra la soledad. Nos hace reflexionar, nos hace más sabios.

Porque da igual como seas, no importa tu edad, de donde vengas o a donde vayas. Leer únicamente te da, nunca te quita.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada