Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía completa un programa de sensibilización y formación en igualdad para fomentar la participación de las mujeres

ANTONIO MANUEL CABALLERO
LOS PEDROCHES


A lo largo de todo el mes de abril, Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía ha llevado a cabo una intensa labor formativa, en el marco del convenio suscrito entre Cooperativas Agro-alimentarias de España y el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (MSSSI), para el desarrollo de acciones encaminadas al fomento del liderazgo y el emprendimiento femenino. El objetivo último de este programa, renovado por cuarta anualidad consecutiva, es promover e incrementar participación de la mujer en los órganos de decisión de las cooperativas, esto es, asambleas y consejos rectores, mediante la sensibilización, la identificación de barreras y el impulso de los valores femeninos y derivados de las representaciones más equilibradas.

Para ello, a lo largo del mes se han desarrollado acciones en cuatro cooperativas de Andalucía, consistentes en talleres de sensibilización a los consejos rectores y cursos de formación específicos para socias. Concretamente, Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía ha promovido la igualdad de oportunidades en provincias como Almería, Córdoba, Jaén y Málaga, a través de las cooperativas Cabasc, Covap, San Isidro Labrador y Agrícola Nuestra Señora del Carmen, representantes, a su vez, del sector hortofrutícola, ganadero y olivarero, aquellos con mayor desarrollo en la región.

Para ello se impartieron jornadas de sensibilización a sus consejos rectores el 30 de marzo, en Agrícola Nuestra Señora del Carmen, de Cuevas de San Marcos; el 1 de abril en San Isidro Labrador, de Huelma; el 12 de abril, en Covap, de Pozoblanco, y el 18 de abril en Cabasc, de Balanegra-El Ejido.

Jornada de sensibilización con el consejo rector de Covap.


En el transcurso de los mismos, se analizó la situación de la mujer en las cooperativas agroalimentarias, tanto a nivel regional como provincial, se formó a los consejeros y consejeras sobre nociones y conceptos básicos en igualdad de género y oportunidades; legislación europea, nacional y regional, con especial atención a la Ley 14/2011 de Sociedades Cooperativas Andaluzas; desarrollo y tendencias normativas, etc. Se puso de relieve que, de todas las personas asociadas, tan sólo un 25% son mujeres, así como su todavía baja representación en asambleas y consejos rectores.

A fin de cerrar el círculo, estas jornadas de sensibilización fueron seguidas, en todos los casos, por cursos de formación dirigidos fundamentalmente a socias, los cuales además de abordar la igualdad y los objetivos del convenio del MSSSI, se centraron en cuestiones demandadas por las propias interesadas, a fin de mejorar su formación y conocimiento sobre la propia actividad y la de la cooperativa, incentivando con ello su participación.

Así pues, el primero de los cursos se desarrolló el 13 de abril en Agrícola Nuestra Señora del Carmen y bajo el título ‘Innovación y participación de las mujeres en las cooperativas agroalimentarias’, tuvo en el empoderamiento, el coaching y la promoción del liderazgo femenino su eje central.

Posteriormente, el 20 de abril, tocó el turno a las socias de Cabasc con el curso ‘Mujer, cooperativas, programas operativos y control biológico’. Dos días después, el 21, a San Isidro de Huelma con el programa ‘Marketing y comercialización para el empoderamiento y el liderazgo femenino’ y, finalmente el pasado día 26, a Covap bajo la temática ‘Habilidades directivas de la mujer emprendedora en cooperativas’.

Las jornadas de sensibilización y talleres formativos se han coordinado desde el departamento de Igualdad de Oportunidades de la federación regional en colaboración con las diferentes provincias. Con éste son ya más de seis años que Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía viene trabajando en materia de igualdad y promoción de la participación femenina en sus entidades asociadas. El inicio lo constituyó el Proyecto Integra (2010-2013), para el estudio de la participación de hombres y mujeres en las cooperativas, un espíritu al que se le dio continuidad, posteriormente, con el desarrollo de líneas de sensibilización y formación.

El primero fue posible gracias al convenio suscrito con el entonces Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, mientras la sensibilización y formación ha venido de mano del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada