Unos 900 romanos de diez corporaciones inundaron las calles de Pozoblanco

ANTONIO MANUEL CABALLERO
POZOBLANCO


Miles de personas vibraron el domingo 6 de marzo con los desfiles, los sones de las bandas y los ritos de las diez hermandades que participaron en la II Concentración Romana Ciudad de Pozoblanco. Desde primera hora, unos 900 romanos partieron desde distintos puntos de la localidad en dirección a la Plaza de la Iglesia, donde tuvo lugar el primer encuentro. Así, en casi todos los barrios de Pozoblanco se pudo vivir este evento organizado por la por la Cofradía de Soldados Romanos y Penitentes de Jesús Nazareno (Sayones) con la colaboración de las concejalías de Turismo, Cultura y Obras y Servicios del Ayuntamiento de Pozoblanco.

Las centurias se concentraron en la Plaza de la Iglesia de Pozoblanco. /SÁNCHEZ RUIZ


Una vez concentrados en la plaza, se dio la bienvenida a todos los asistentes, procedentes de Andalucía y de Castilla La Mancha, y se impuso a cada estandarte o bandera una cinta conmemorativa del evento. La imagen de estas peculiares cofradías en la puerta de la Iglesia de Santa Catalina resultó espectacular. Tras este acto protocolario, los cargos y los encargados de portar los estandartes accedieron a la capilla de Jesús Nazareno, donde se llevó a cabo una oración conjunta a la imagen del titular de los Sayones.

Entre los momentos más vistosos de la jornada estuvo el desfile de las diez corporaciones en dirección al recinto ferial. Poco a poco, los grupos fueron saliendo de la plaza de la Iglesia en dirección a la calle Mayor, en cuyo tramo final y en la confluencia con la calle Real se agolpaba numeroso público para disfrutar de las distintas formas de entender la tradición de cada corporación. De la sobriedad de los Sayones se pasó a la espectacularidad de la corporación Centuria IX Hispania de Úbeda pasando por el desfile a caballo de los romanos que acompañan al Cristo de Medinaceli de Pozoblanco. Las centurias fueron acompañadas además por bandas de música y de cornetas y tambores realizando sus toques al uso de cada Semana Santa.

El recinto ferial, donde se repitieron ritos y desfiles, acogió el broche final a esta concentración romana con las intervenciones de las autoridades y con una gran comida de hermandad para 1.500 personas.

El alcalde de Pozoblanco, Emiliano Pozuelo, ha agradecido su presencia a todos los asistentes y ha felicitado a los Sayones por esta iniciativa que “ha servido para reforzar aún más los actos que preludian nuestra Semana Santa, declarada de Interés Turístico de Andalucía”. Pozuelo, que además es miembro de los Sayones, ha destacado la vistosidad y los momentos de emoción vividos por quienes entienden la Semana Santa de este modo. “Hemos cumplido los tres objetivos que nos marcamos cuando diseñamos el evento: ser centro de atención cofrade en Andalucía durante este Domingo de Cuaresma, intentar que Pozoblanco se echara a la calle y la cita sirviera como motor económico y propiciar el encuentro y las hermandad entre laas centurias”, ha afirmado el alcalde.

El capitán de los Sayones, Juan Francisco Herruzo, ha destacado el esfuerzo que se ha realizado por parte de la organización: “Mover a más de 1.000 personas ha sido un reto importante pero estamos muy satisfechos porque Pozoblanco se ha volcado con el evento y se ha podido disfrutar de unos desfiles muy llamativos y con una importante raíz popular”.

Los Sayones y la escolta a caballo del Rescatado fueron las partipantes locales junto con sus bandas. /S.R.



PARTICIPANTES

Las hermandades que participaron en el encuentro de Pozoblanco fueron Cofradía de Soldados Romanos y Penitentes de Jesús Nazareno (Sayones), de Pozoblanco; Escolta de soldados romanos a caballo de la Hermandad de Nuestro Padres Jesús Rescatado (Cristo de Medinaceli), de Pozoblanco; Asociación Cultural Imperio Romano, Bujalance; Banda de Cornetas y Tambores Nuestra Señora de Luna, de Villanueva de Córdoba; Escuadrón de Soldados Romanos y Chaquetillas Colorás de la Pontificia y Real Cofradía y Hermandad Sacramental de Nuestro Padre Jesús Nazareno y María Santístima de los Dolores Nazarena y San Juan Evangelista, de Priego de Córdoba; Corporación Los Romanos, de Herrera (Sevilla); Hermandad Compañía Romana, Moral de Calatrava (Ciudad Real); Asociación Corporación Romana, de Villahermosa (Ciudad Real), Centuria Romana de Nuestro Padre Jesús Nazareno de las Misericordias y María Santístima de las Lágrimas, de Campillos (Málaga), y Centuria Romana IX Hispania de la Real Cofradía del Santísimo Cristo de la Humildad y Nuestra Señora de la Fe, de Úbeda (Jaén).


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada