Una recta final apasionante

EMILIO GÓMEZ
POZOBLANCO

El Pozoblanco se juega mucho en las siete últimas jornadas. No solo el Pozoblanco sino el futuro del fútbol en la localidad. No entra en la cabeza de que el equipo pozoalbense milite el próximo año dos categorías por debajo de la Tercera División, en una provincial de lo más devaluado. Para evitar esto, tendrá que hacer una recta final buena y quedarse el próximo año en la División de Honor. El equipo hace ya muchas jornadas que no tiene posibilidad de ascender a Tercera División que era uno de los objetivos. Son ya dos temporadas sin militar en categoría nacional y lo que queda a este ritmo.

El equipo está patinando fuera de casa con unos números horrorosos como visitante en la segunda vuelta del campeonato. Sirva como dato que ha perdido todos los partidos que ha jugado en la segunda vuelta fuera de casa menos el que empató ante el Pedrera.Y lo peor, no sabe lo que es marcar en este tramo como visitante. Lleva 476 minutos sin marcar a domicilio. En la segunda vuelta, tiene un balance de un 9-0 a domicilio. Por contra, tiene un 15-1 en casa.



El Pozoblanco ocupa el puesto décimo de la tabla. Tengamos en cuenta que solo hay dieciocho equipos. Es cierto que hay mucha igualdad pero si miramos la historia de los equipos, tenemos que decir que los equipos con los que nos enfrentamos no tienen la historia futbolística que tiene el Pozoblanco.

Actualmente el equipo blanco tiene 42 puntos. El calendario que le queda es complicado, este domingo, se medirá a La Rociera (45 puntos), San José (46), Peñarroya (4), Morón (39), Ciudad de Lucena (43), Lora (43) y La Barrera (34), equipos con los que le separan un máximo de tres puntos por arriba o por abajo, a excepción de La Barrera y el Peñarroya.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada