Todos los días son 8 de marzo

MARÍA JOSÉ ANDRADA FERNÁNDEZ
LOS PEDROCHES


Recordamos el Día Internacional de la Mujer, y una vez más lo celebramos reivindicando Igualdad de derechos y dignidad.

El paso de los años no han sido suficientes para igualar los derechos de hombres y mujeres, a pesar que en los últimos años varias generaciones en la sociedad han realizado una verdadera revolución defendiendo los valores y la dignidad de las mujeres, e incluso poniendo en riesgo sus vidas, lo que hemos conseguido no es suficiente. Por ello, con el respaldo de ese legado, es necesario seguir trabajando por una sociedad más justa e igualitaria, poniendo el acento en los avances para no dar pasos atrás, pero siempre teniendo presentes los desafíos que debemos vencer.

Desde aquí, mi invitación a redefinir los papeles que tradicionalmente se encomendaron a ambos sexos. Para aprender a cambiar actitudes y que exige poner en práctica, un reparto justo de todos los trabajos, incluidas las labores domésticas.

En España, las mujeres disfrutamos de una herencia ganada a pulso, porque cada una de nuestras antecesoras ha luchado hasta la saciedad por conseguir los derechos que hoy nos amparan.

Hace relativamente poco tiempo, la mujer tenía que pedir permiso para trabajar, abrir una cartilla en el banco o el simple hecho de elegir libremente sobre su sexualidad...

En nuestro país, las leyes sobre Igualdad, suponen un paso importante para el reconocimiento de los derechos económicos y laborales. Pero aún así, la brecha salarial se sitúa en un elevado porcentaje y las contrataciones a tiempo parcial corresponden mayoritariamente a las mujeres, lo que se traduce en pensiones más bajas que aumentan el riesgo de pobreza. Todavía, en España, nos queda mucho que lograr y tenemos que salir a la calle para reivindicar nuestros derechos de igualdad real y efectiva.

A pesar de estar mejor preparadas , en la actualidad sufrimos una mayor tasa de paro, existe discriminación laboral por ser mujer y potencialmente madres.

Es necesario que las mujeres se sitúen en igualdad en el mercado laboral, en el desarrollo económico, cultural, educativo, sanitario... en los medios de comunicación y en el ámbito político. Se trata de formar parte activa en la toma de decisiones y en la organización de nuestra sociedad, en definitiva, de tener capacidad de intervenir en todos los asuntos que afectan a nuestra vida.

Cada año en España, mueren de 60 a 90 mujeres víctimas del terror machista, es una lacra social con la que tenemos que convivir y qué es sin duda la tarea pendiente de nuestra sociedad, para poner las herramientas necesarias para erradicarla, llegando a un definitivo Pacto de Estado entre las fuerzas políticas.

Por ello, aprovechamos el Día Internacional de las Mujeres para renovar nuestro compromiso de trabajo por la igualdad de género, asumiendo un trabajo colectivo, junto con la ciudadanía, con el fin de conseguir desmontar los estereotipos sexistas logrando la conciliación de la vida laboral, familiar y personal, cerrando la brechas salariales, eliminando la precariedad de las trabajadoras, siendo capaces de acabar con el acoso y la violencia de género, favoreciendo la participación pública de las mujeres y terminando con la discriminación y la publicidad sexista.

Se trata de una oportunidad de crecer como personas y sumarnos a la revolución necesaria y apasionante de la Igualdad entre hombres y mujeres.




No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada