Rafa Sánchez pregona la Semana Santa desde la emoción, la reflexión y las vivencias personales

ANTONIO MANUEL CABALLERO
POZOBLANCO


Rafael Sánchez Ruiz pregonó la Semana Santa de Pozoblanco contando sentimientos, emociones y su experiencia como costalero y fotógrafo, pero esta vez sin su cámara y desde el atril del Teatro El Silo.

Al principio, se preguntó “por qué yo” y “qué han visto en mí”, llegando a la conclusión de que “Él lo quiere y no hay más”.

Presentó su pregón como una “humilde chicotá” en la que se expresó con sencillez y sinceridad, relatando momentos “que os lleven a reflexionar sobre los Misterios que vamos a celebrar”.

Contó, que tras conocerse que era el pregonero, recibió muchas muestras de cariño con muchos recuerdos a su padre, Domingo, llegando a la conclusión de su nombramiento era un pequeño homenaje al cofrade comprometido que fue. “Estoy seguro que él está hoy con nosotros, nervioso e ilusionado”. Esta referencia familiar la completó cuando se dirigió a su madre: “mamá te tengo que dar otra mala noticia, que voy a salir otra vez de costalero; y es que la medicina del costal es tremendamente beneficiosa para mi vida”.

Sánchez dijo que para él la Semana Santa es “foto, costal, música, celebración, reflexión y oración, devoción y afición”. /LUNA BENFER


Con un guiño a su mujer “mi costalera sin costal”, uno de los momentos más emotivos se produjo cuando sus dos hijos aparecieron en el escenario.

Desde el primer momento, Rafa Sánchez Ruiz, dijo que para él la Semana Santa es “foto, costal, música, celebración, reflexión y oración, devoción y afición” y dejó claro que se iba a expresar “con imágenes que cuentan historias apasionantes”.

Y es que su pregón estuvo acompañado de fotografías que se iban proyectando en la pantalla del escenario, en la que, entre otros elementos destacaban las banderas de todas las Cofradías y Hermandades de la ciudad y de los faroles del paso de Jesús Nazareno en el Martes Santo.

Como adelantó Sánchez semanas antes, en su pregón hubo mucha foto y mucho costal. /LUNA BENFER



FOTÓGRAFO COFRADE

Rafa Sánchez aseguró que la Semana Santa “es una gran foto que nos muestra de forma directa y sencilla un gran mensaje que es la Pasión y el sacrificio de Jesús en la Cruz y la posibilidad de reflexionar y orar acerca de los Misterios que celebramos”. Y es que, según apuntó, la fotografía vinculada a la Semana Santa cumple también una posibilidad de “evangelizar en esta sociedad tan secularizada”.

En este punto, animó a “viajar más allá de estampas nostálgicas y busquemos otros mensajes”.

También hizo un recorrido por todas las Cofradías pozoalbenses y por los “momentos irresistibles” para fotografiar durante la Semana Santa “en la que cada día tiene sus matices”, partiendo de la premisa de que la fotografía de Semana Santa tiene que incluir a la gente y animó a las Cofradías de Pozoblanco a adelantar la hora de sus salidas procesionales, contando como es Pozoblanco uno de los últimos lugares desde donde llegan las fotografías a las redacciones de los periódicos provinciales.

El pregón de Sánchez tuvo otros detalles como la aparición de sus hijos. /LUNA BENFER



SILENCIO Y SOLEDAD

El silencio y la soledad fueron otros de los argumentos empleados por el pregonero para retratar con acierto la realidad de la sociedad actual. Silencio “como el silencio estremecedor de Jesús durante su tortura física y moral”. Frente a ese silencio se preguntó si nosotros podemos estar un día sin quejarnos y sin protestar.

En cuanto a la soledad narró cómo está ligada a las nuevas tecnologías “en las que todo es ficticio en las relaciones personales”.


BAJO EL PASO

Rafa Sánchez Ruiz habló de los costaleros, de la hermandad que se vive en una cuadrilla donde se conjugan “devoción y respeto” y la amistad y la afición como ejes, si bien dejó claro que el de costalero es un trabajo y como tal “se tiene que aprender”, relatando aspectos como la colocación correcta de la ropa.

Sobre los costaleros insistió en que “no somos los principal y no somos imprescindibles” porque lo importante se encuentra “cuando se mira hacia arriba”.

El pregonero animó a los jóvenes de Pozoblanco a vivir esta experiencia.


LUNES SANTO

Rafa Sánchez aseguró que “un Lunes Santo sin nervios no es Lunes Santo” y explicó cómo lo primero que hace ese día es asomarse por la ventana “para ver cómo nos recibe el cielo”.

Para él poder ser los pies del Señor de San Gregorio, de Jesús del Silencio Amarrado a la Columna es “sencillez entre rocío y azahar, andar con elegancia, crecer y vivir el día de los costaleros románticos”. Además, encuentra en su sufrimiento su fe.

El pregón de Rafa Sánchez Ruiz tuvo otros detalles como la intervención de Miguel Ángel Cabrera, pregonero del 2015, que en directo puso voz e interpretación a un texto de Martín Descalzo o el mensaje a Rafa y Trini a los que dijo “dejadme ser vuestro cirineo en esta dura chicotá que se nos presenta. El Padre Jesús nunca falla”.

Rafa Sánchez recibió de manos de Miguel Ángel Cabrera la medalla de pregonero, que ostentará durante todo el año.

La música llegó de la mano de la Banda Sinfónica Municipal de Música de Pozoblanco. /LUNA BENFER



OTROS MOMENTOS DE LA NOCHE

El XXXIX Solemne Pregón de la Semana Santa de Pozoblanco comenzó con las palabras de bienvenida de Isaías Plazuelo Calero, presidente de la Agrupación de Cofradías y Hermandades, que reivindicó la importancia espiritual, social y turística de una semana “en la que los cristianos vivimos muy cerca de Jesús su sufrimiento y su resurrección”.

Además, defendió la labor de las Cofradías de la ciudad “que merecen el reconocimiento de una labor muy importante, seria y comprometida”.

Por otra parte, se entregó el premio del noveno concurso de pregones infantiles de Semana Santa que recayó en Pablo Bermejo Moreno, alumno de 2º de la ESO del Colegio La Inmaculada.

La música llegó de la mano de la brillante actuación que realizó la Banda Sinfónica Municipal de Música de Pozoblanco que interpretó, bajo la dirección de Francisco Moyano García, las marchas Silencio y Salud, Concha, Jesús de las Penas y Virgen del Valle.

Su capataz en el paso de Jesús del Silencio, Ángel García Rojas, fue el encargado de presentar al pregonero al que dedicó cariñosas palabras.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada