Lunes Santo con Jesús del Silencio y María de la Salud recorriendo Pozoblanco

ANTONIO MANUEL CABALLERO
POZOBLANCO


Noche fría pero, lo más importante, sin lluvia. Lunes Santo del 2016, 21 de Marzo, tras unas predicciones que anunciaban lluvia y unas nubes que al mediodía hacían temer lo peor, por fortuna, la Cofradía de Nuestro Padre Jesús del Silencio y Nuestra Señora de la Salud realizó su estación de penitencia por las calles de Pozoblanco con total normalidad.

A las 19.30 horas comenzaba la Celebración de la Palabra en San Gregorio y diez minutos después la junta de gobierno se retiraba para consultar las predicciones. Enseguida, llegaba el anuncio. Se saldría a la calle y a las 20.00 horas en punto, Sebastián Galán, ordenaba abrir el portón de San Gregorio.

Un año más, cientos de personas se congregaban en los alrededores de la ermita para presenciar una salida muy ajustada en la que Jesús del Silencio atraviesa la puerta sin potencias y María de la Salud sin corona. Los pateros se eliminan para facilitar la salida en la que los procesos están muy estudiados y concluyen con los aplausos del público.




Ángel García, capataz del Cristo, tuvo una detalle en la salida con uno de sus costaleros, Rafa Sánchez, pregonero de la Semana Santa de Pozoblanco del 2016, que realizó la primera levantá, y Francis García, capataz de la Virgen, se acordó de los enfermos ingresados en el Hospital, citando a Fabián García, mientras que la primera levantá la realizó una representante de la asociación Afemvap.

Una noche en la que las Tallas se reencontraban en la calle con su barrio de San Gregorio, pero también con un itinerario en el que muchas personas disfrutaron en Hilario Ángel Calero, Mayor, la Plaza de la Iglesia, Carrera Oficial o el Risquillo, punto de encuentro másivo de personas un año más.



Curiosa la imagen de la Estación de Penitencia en Santa Ana o por el Bulevar de la Avenida Villanueva de Córdoba, debido a las obras de Doctor Rodríguez Blanco, ya de vuelta al barrio poco antes de la 1 de la Madrugada.

Cabe destacar también el apartado musical brillante, un año más, de la Agrupación Musical Santo Tomás de Villanueva (Ciudad Real) con Jesús del Silencio y la Banda de Música Santa Cecilia de Pedroche con María de la Salud.

Hubo más detalles como la oración al paso por la ermita del Cristo de la Columna o el nutrido grupo infantil que tuvo su hueco en el cortejo.




No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada