La Virgen de los Dolores y Jesús Nazareno brillan en la noche del Martes Santo

ANTONIO MANUEL CABALLERO
POZOBLANCO


Hasta la luna quiso aportar luz en la noche del Martes Santo del 2016. Un 22 de marzo que facilitó María Santísima de los Dolores y Nuestro Padre Jesús Nazareno realizaran su Estación de Penitencia por las calles de Pozoblanco. Puntual, la puerta del Santísimo de la Iglesia Parroquial de Santa Catalina abría sus puertas a las 20.45 horas.

La Hermandad Servita y Cofradía de Nazarenas de María Santísima de los Dolores comenzaba a acompañar a la Dolorosa en su encuentro con Pozoblanco un año más. Con el cortejo perfectamente organizado las hermanas, nazarenas con su escapulario o con el hábito con cubrerrostro, volvieron a mostrar los signos que le caracterizan como la Corona Dolorosa.



Con un gran número este año de hermanas jóvenes, la Estación de Penitencia tuvo el acompañamiento musical de la Banda Santa Cecilia de Pedroche tras el Paso y de la Capilla Musical Mater Dolorosa de Pozoblanco en Cruz de Guía. Momento destacado el paso por León Herrero o por Carrera Oficial dónde una lluvia de pétalos de rosas blancas, como las que lucía la Virgen, cayó sobre el palio de luto. El capataz José Torrico condujo a los “empujaores” con el atino que ya le caracteriza. También con puntualidad comenzaba su Estación de Penitencia la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno que presentaba algunas destacadas novedades. Como el recorrido donde tras girar por la Plaza de la Iglesia se continuó, por primera vez, por Maestro Don Camilo y calle Mayor, permitiendo a los hermanos ver la salida de su Titular. Después por Vicente Aleixandre regresó a la calle Jesús. Este año, por cierto, faltó Doctor Rodríguez Blanco debido a las obras.



Otra novedad importante, el nuevo equipo de capataces con Francisco Ramírez y los contraguías Rafael Redondo y Antonio Ramírez.



La salida de la Capilla del Santo Hospital estuvo en esta ocasión acompañada por el redoble de un tambor que facilitaba el paso de los costaleros, una cuadrilla bien numerosa y dónde la juventud se va abriendo camino. La gran Banda de Cornetas y Tambores Nuestra Señora del Rosario de Linares (Jaén) emocionó con sus marchas, que en todo momento siguieron los costaleros. Instante especial de encuentro con la Virgen de los Dolores, el Resucitado, el Yacente y la Caridad en el paso por el interior de Santa Catalina (ver fotos en la parte inferior).

La Plaza de la Iglesia con la algarabía propia de la espera enmudeció cuando Jesús Nazareno apareció soportando la Cruz. Esa Cruz que es testigo de tantas peticiones y encomiendas como recibe en su templo todos y cada uno de los días del año, aunque el Martes Santo, también las recibe en la calle. Rostros emocionados de muchas personas eran visibles en muchos momentos de la noche.




No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada