La Semana Santa espera para entrar

EMILIO GÓMEZ
(Periodista - Director)


En la calle, poco a poco empieza a oler a primavera y a Semana Santa. Es cierto que el frío se ha retrasado, tanto que la primavera se puede hacer esperar.

Los ensayos de costaleros y de la banda son cada vez más largos. Van quedando pocos ensayos. No queda nada para que arranque la Semana Grande, la Semana de Pasión. En las casas se van preparando los trajes de nazareno, que si este año el traje está más corto, que el cirio del año pasado te vale ya que no se gastó. El olor a incienso y azahar, la atenta mirada de los cofrades al paso de las cofradías que procesionan entre la multitud, el desgarro de las saetas y el sonido de los tambores y cornetas, el quemazón de la cera, la emoción.

La Semana Santa es también la visita del paisano que está fuera de la localidad trabajando. Volver a casa para salir a la calle a ver las procesiones, a ver los amigos, a tu cofradía, tu paso. Siempre especial. Esta semana dura poco pero se vive con gran intensidad en la casa y en la calle. Recordamos aquellas películas de por la tarde e de Semana Santa en casa y en frente del televisor viendo: Jesús de Nazareth, Benhur, Los 10 mandamientos, La Pasión de Cristo.

Cada procesión tiene su encanto. Todas se parecen y a la vez todas son diferentes. Las Bandas de Cornetas y Tambores, anuncian que la procesión se acerca, saetas al Cristo o a la Virgen que rompen el silencio del tumulto aunque a veces se alarguen en el tiempo, el retranqueo de los pasos, el caminar de los costaleros, el murmullo de la espera, las voces de los capataces, el llanto de un cofrade, un niño pidiendo caramelos a los nazarenos, el metálico soniquete del llamador. Son los sonidos de la Semana Santa.

Todos nos preparamos de una manera u otra para la Semana Santa. Unos con más sentido religioso, otros con menos, pero en verdad creo que la gran mayoría esperan a su manera la Semana Santa en su calendario y en su alma.

Niñas vestidas de hebreas en la procesión de la Borriquita de Pozoblanco. /SÁNCHEZ RUIZ



No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada