Juan Ginés de Sepúlveda y la Semana Santa antigua de Pozoblanco

Pasión y Muerte de Jesucristo según Pozoblanco 
Juan Ginés de Sepúlveda y la Semana Santa antigua de Pozoblanco


ARTURO LUNA BRICEÑO


Juan Ginés de Sepúlveda escribió la mayoría de su obra en su casa de Pozoblanco, que tenía su entrada por la Plaza Pública, la que hoy conocemos con el nombre de Plaza de la Constitución, y daba su trasera a la Calle de Jesús a la Columna. La otra casa que poseía, se encontraba en la Calle Cristo esquina a la Calle Empedrada, la utilizaba como establo de caballerías, gallinero, lugar de la tahona y allí habitaban parte de los dieciocho criados o familiares que tenía a su servicio.

Desde la Semana Santa de 1538, Juan Ginés presidía el “Lavatorio” en los Oficios del Jueves Santo en Santa Catalina, acto que cerraba predicando su sermón del Lavatorio. Su sobrino, Pedro de Sepúlveda, a quién Juan Ginés le había cedido su plaza de Canónigo de la Vera Cruz en la Catedral de Córdoba, le comentó al Cabildo lo que su tío hacía en la Semana Santa de Pozoblanco. Y el Cabildo lo invitó al predicar en los Oficios de Jueves Santo que en 1555 se celebraron en la Catedral presididos por el Obispo de Córdoba, Leopoldo de Austria, hijo del Emperador Maximiliano y tío de Carlos V.

Predicó el sabio de Pozoblanco en latín el Sermón del Lavatorio y le gustó tanto al Obispo Leopoldo de Austria que el prelado le encargó la revisión y edición del “Breviario de la Diócesis de Córdoba” y añade su biógrafo Ángel Losada: “Muy perito debía de ser en la materia, no olvidemos que ya antes había intervenido en la redacción del Breviario General por orden del Cardenal Quiñones”. Quiñones era el Cardenal de la Santa Cruz (La Vera Cruz).

Transcripción del Libro de pellejo. /A.L.B.


Aranda Doncel, autor del libro conmemorativo de la Nueva Cofradía de Jesús Nazareno, la fundada en 1950, reconoce en otro escrito que: “Leopoldo de Austria fue el obispo que propició la fundación de las cofradías penitenciales de la Diócesis de Córdoba, en especial las de la Vera Cruz”. Pero no dice nada de la Cofradía de la Vera Cruz de Pozoblanco,( cuando como dato curioso hay que añadir que la Cofradía de la Vera Cruz de Córdoba salió en procesión por primera vez en 1556), e insinúa que la hermandad de los Sayones tiene su fundación en el Siglo XVIII a imitación de las cofradías de romanos que se instituyeron en la Campiña. Y los que tienen un Libro de Pellejo en el que se recopilaron los cinco libros que tenía la antigua Cofradía de Jesús Nazareno se lo dieron por bueno.

En Haciendas de Eclesiásticos del Catastro de Ensenada de Pozoblanco, la Cofradía de Jesús Nazareno declara en segundo lugar y dice que tiene seis censos redimibles (hipotecas) impuestas sobre diferentes casas. En sexto lugar reseñan el censo del Milagro que le adjudicaban a la imagen de Jesús Nazareno, que les renta 8 reales y catorce maravedíes impuesto sobre una casa en la Calle Gutiérrez propia de Juan Rayo según consta en una escritura de 1525.

Antiguo Hospital. /A.L.B.


En cuarto lugar declara la Cofradía de la Vera Cruz, fundada en 1530 y también desaparecida a finales del Siglo XVIII. Y declaran que tienen la carga de doce reales de vellón por la procesión del Jueves Santo en la tarde. Otros doce reales de vellón por la procesión y misa solemne de la Pascua de Resurrección por la mañana. Doce reales por la Procesión de la Sangre del Jueves Santo de cada año. Dichas cargas están impuestas sobre los bienes de dicha Fábrica de la Santa Vera Cruz”.

En la Casilla de Curas consideran más antigua a la Vera Cruz que a la de Jesús Nazareno y aclaran que es lo que paga cada una, pero entre las dos subvencionaban todos los gastos de la Semana Santa de Pozoblanco. Leyendo detenidamente advertimos que ambas pagan los Oficios del Jueves y Viernes Santo que según el Libro de Pellejo de la Cofradía se hacían en la Parroquia de Santa Catalina, Y se reparten las dos procesiones de la Vera Cruz, lo que nos lleva a pensar que ambas fueron una y la de Jesús Nazareno fue una escisión que se separó en 1605 por rencillas de familias sobre los Patronazgos y lugares de entierro dentro de la Iglesia de Santa Catalina.


Nuestro Padre Jesús Nazareno en 1989. /A.L.B.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada