Entrevista a Rafa Sánchez Ruiz, pregonero de la Semana Santa 2016 en Pozoblanco

“La devoción no se puede medir, se tiene que vivir”


ANTONIO MANUEL CABALLERO
POZOBLANCO


La cuenta atrás ha comenzado. El sábado 12 de marzo, a las 20.30 horas, Rafael Sánchez Ruiz, se subirá al escenario del Teatro El Silo para pregonar la Semana Santa de Pozoblanco. Con el pregonero, compañero de este semanario La Comarca, hemos conversado y nos ha relatado sus sensaciones antes de acometer la encomienda de ensalzar la Semana Santa de su ciudad.

Rafa Sánchez posa para La Comarca ante la ermita de San Gregorio. /REDACCIÓN


– ¿Cómo estás viviendo los días y las horas que faltan para ese día?
– Estoy algo inquieto y a la vez más ilusionado. Por un lado, contento con el trabajo que he preparado y por otro, con las lógicas dudas de un encargo de este tipo.

– Vayamos al principio, ¿cómo te anunciaron que habías sido designado pregonero?
– Me llamó Isaías pasada la medianoche de un jueves de octubre. Toda una sorpresa y más a esas horas.

– ¿Te costó mucho aceptar?
– Sabía que no podía renunciar a este reconocimiento, pero me costó porque quise tener más o menos claro el mensaje a transmitir desde el principio. Por eso tardé un poco en dar la contestación.

– ¿Qué supone para una persona tan involucrada en el mundo de las Cofradías pregonar la Semana Santa?
– Ser el pregonero es un orgullo para cualquier cofrade que siente y disfruta la Semana Santa y, a la vez, una enorme responsabilidad por el trabajo que conlleva y el nivel que este acto ha ido adquiriendo en Pozoblanco. Es una oportunidad inolvidable de poder contar a mi pueblo mis sentimientos y vivencias cofrades.

– A partir de ahí, ¿cómo ha sido el proceso de elaboración del pregón?
– Desde primera hora tenía claro que iba a haber tres partes diferenciadas. Comencé anotando ideas en una libreta que me regalaron mi mujer y mis niños. Seguí ya en el ordenador escribiendo más concreto y ahora estoy terminando el guión del pregón, ya que voy a incorporar gran cantidad de imágenes, sonidos y me gusta que todo esté muy claro.

– Tu trabajo no tiene horarios y requiere una dedicación constante. ¿Ha sido difícil encontrar huecos para concentrarte en el pregón?
– La verdad es que sí. He tenido que buscar horas por muchas partes y buscar la comprensión y complicidad de mi familia. Quizá lo más complicado es centrarse en el pregón a la vez que en otros proyectos creativos lógicos de mi trabajo. Con todo, es reconfortante poder plasmar todo lo que sientes.

– ¿Te has apoyado en alguien o has recibido consejos de alguna persona para prepararlo?
– He recibido muchos consejos de muchas personas cercanas y que me aprecian. He recibido múltiples ofrecimientos para ayudarme y a todos tengo que estar agradecido.

Rafa nos adelantó que en su pregón veremos fotos muy personales y especiales.


– Ya has anunciado que será un pregón muy costalero, ¿hasta qué punto?
– Bueno, de mi experiencias en las hermandades lo que más destaco son mis vivencias con el costal y la trabajadera, es el sitio donde más a gusto me encuentro en una cofradía. Por eso las menciones al costal van a estar por encima de otras.

– ¿La preparación del pregón te ha permitido descubrir algo que hasta ahora desconocías o sobre lo que no te habías fijado?
– Me ha permitido estar a solas fotografiando a Imágenes cofrades que hasta ahora no lo había hecho de forma tan íntima. Y esto, por mi forma de entenderlo, siempre te va a dejar nuevas reflexiones necesarias en la vida de cualquier cofrade.

– ¿Cómo valoras la devoción y la fe que los pozoalbenses tienen hacia sus Imágenes?
– Muy importante y destacable, quizá de lo mejor que tenemos. Aún así nos falta camino por recorrer con las nuevas devociones. También tengo que decir que la devoción no se puede medir, se tiene que vivir.
– Hablemos sobre las Cofradías, ¿crees que su labor es entendida por el común de la población?
– Creo que sí, pero claro, también tenemos que entender que hay personas que no lo acepten y el respeto debe de ser mutuo por ambas partes.

– Hemos vivido momentos de boom de costaleros, de bandas, de casas de hermandad, etc. ¿Cómo analizas esa evolución en Pozoblanco?
– Es positiva, pero nos queda camino que recorrer para llegar a un equilibrio y dejar de compararnos con otras localidades de referencia que parece que nos marcan el rumbo. Creo que seguimos en proceso de encontrar nuestro sitio y no seguir esas modas, prefiero años donde nada destaque y todos vayamos por igual.

– A tu juicio, ¿cuál es el camino que le queda por recorrer a las Cofradías?
– El camino de la afición. Fundamental la devoción y la fe para dar sentido a nuestro trabajo. Pero la afición es algo que tenemos que cultivar y cuidar. No podemos tener miedo de decir públicamente que además de devotos somos aficionados del mundo cofrade, que nos gusta y queremos cuidarlo.

– Volviendo al pregón, ese día, el 12 de marzo, ¿de qué o de quién quieres ser voz?
– Entiendo que el pregón es una oportunidad de manifestar públicamente mi forma de pensar sobre la semana santa, aparte de ensalzarla. No pretendo convencer ni imponer mis ideas, sólo hacerlas públicas y buscar un punto de reflexión en los cofrades.

– ¿Echarás a alguien de menos?
– Claro, el día del pregón y todos los días. Echo de menos a muchas personas que nos precedieron y supieron inculcar el amor a Dios, a nuestras tradiciones y a Pozoblanco. Muy especialmente a mi padre.

– La imagen a la que tú te dedicas profesionalmente ¿estará muy presente?
– Me siento y soy un comunicador a través de la imagen. Creo que también esta condición ha sido el detonante para mi nombramiento y lógicamente estará muy presente la fotografía.

– En pleno proceso de elaboración de tu pregón te encargan desde la Agrupación de Cofradías la tarea de aportar una fotografía para el cartel oficial de la Semana Santa del 2016 ¿este detalle qué representa para ti?
– Pues la verdad que no me dijeron para qué era. Me pidieron unas fotos con unas características muy concretas y como siempre que me lo pide una hermandad, intento colaborar. Agradezco el detalle de acordarse de mi trabajo y reconozco que me ilusiona especialmente.

– A modo de avance y a partir de lo que nos has contado, ¿qué vamos a oír y ver el sábado 12 de marzo en El Silo?
– Vamos a ver fotos muy personales y especiales para mí. Y en tres partes diferenciadas voy a narrar qué significa esta santa semana para mí. Una primera parte de reflexión muy personal, seguida de otra vinculada a mi trabajo y una parte final muy costalera.

– Pues que lo disfrutes ya sabes que tenemos muchas ganas de escucharte.




EL PERFIL 

Rafael Sánchez Ruiz, nació en Pozoblanco en 1973 y es un cofrade muy activo en la ciudad. Ha ostentado en el ámbito de las Cofradías una amplia diversidad de funciones que van desde el ejercicio de las más altas responsabilidades a las más anónimas.

Fue presidente de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús del Silencio Amarrado a la Columna y María Santísima de la Salud y forma parte de la junta de gobierno de la Cofradía de Hermanos de la Virgen de Luna.

También destaca su condición de costalero, cultivada fundamentalmente bajo las trabajaderas del paso de Jesús del Silencio pero también en otros pasos locales, como el de la Hermandad de Jesús Nazareno a la que también pertenece.

Pronunció en 2011 el Pregón Costalero Ciudad de Pozoblanco y es hermano de la Cofradía de gloria de San Gregorio y Antiguo Alumno Salesiano.

Rafael Sánchez Ruiz es fotógrafo y diseñador gráfico de reconocido prestigio en numerosos ámbitos sociales, también en el cofrade, y colabora en distintos medios de comunicación.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada