Pastillas para vivir

ANTONIO RUIZ SÁNCHEZ
(Periodista)


A lo largo de nuestra vida nos enfrentamos a problemas y situaciones difíciles como la muerte de un ser querido, un desengaño amoroso, unas oposiciones o exámenes muy importantes… Y a veces para poder superarlos más fácilmente recurrimos a medicamentos.

Anti depresivos para el desamor, ansiolíticos para los exámenes o incluso antibióticos para un resfriado. Una campaña de Salud en Extremadura intenta hacer entender a los ciudadanos que no se debe recurrir a los medicamentos para todo.

Hay emociones y sentimientos que son propias del ser humano: el miedo ante un examen, la tristeza ante el final de una relación amorosa o el dolor ante la muerte de un ser querido. Son situaciones difíciles pero naturales en la vida.

Por supuesto es el médico quien decide si es necesario que la persona se medique dependiendo de la gravedad de la situación a la que se enfrenta, pero la mayoría de veces no es necesaria asistencia sanitaria ni medicamentos.

Se trata de situaciones y momentos por los que todas las personas pasamos a lo largo de nuestra vida y hay que entender que, por ejemplo, estar triste es una emoción como otra cualquiera y no se cura con ningún medicamento.

Se trata más bien de superar los problemas poco a poco. Ante un examen hay que organizarse y trabajar todos los días para no llegar a la ansiedad. Cuando sufrimos un desengaño amoroso no hay que hundirse en la tristeza, si no pensar que algo mejor vendrá. Y así con todo lo que venga en la vida. Porque de todo se aprende y de todo se puede sacar algo positivo. De una crisis se sale más reforzado. Porque la vida es la vida, no una enfermedad.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada