Los robos y la droga

EMILIO GÓMEZ
(Periodista-Director)


Los robos y problemas de convivencia que se están produciendo en nuestros pueblos, no son el resultado de la crisis económica como algunos dicen. El verdadero problema es la droga. Se roba no para comer sino para drogarse. No son unos profesionales quienes roban; son chavales que salen de fiesta, se quedan sin dinero y para seguir consumiendo roban. Y no sólo en los comercios y empresas. Hay muchos robos en los campos y en las casas. La cocaína está por todas partes.

Hay vendedores-consumidores por todos lados. Entre ellos se deben, se pegan, se prestan, se quitan, se amenazan. Un mundo horrible. Un descontrol absoluto que rompe parejas, destruye familias y tiene en vilo nuestros pueblos. Hace unos días en un reportaje que hicimos para este periódico, nos comentaba un chaval que el principal problema de la cocaína es que gusta mucho. Eso, unido a una evasión ficticia, lo hace letal. La droga es un mundo de mentira. Todos saben que hay mucho consumo de drogas pero nadie lo corta. Las consecuencias son devastadoras pero no hay quien frene esta lacra. Los efectos de la cocaína y las pastillas son tan tremendos y el ‘mono’ tan fiero que recurren a cualquier método para pagarse una dosis o una raya. El consumo de sustancias está haciendo que cada vez haya en la calle más delincuencia, en donde se roba, se atraca, se trafica, se amenaza, se extorsiona. Un problema que algunos no quieren ver y siguen considerando que esto son sólo exageraciones periodísticas.

No sólo son los robos que salen en los medios. Hay muchos más. Son los del día a día. Y el sufrimiento en el que se instalan los hogares en donde entra la droga. El ocultamiento lo hace todavía más peligrosa. Afecta a jóvenes y también a adultos. Grave problema para todos pero sobre todo el que está metido en ese mundo. Los robos que se están produciendo, son en gran parte realizados por gente desesperada por su propia miseria. España es el primer consumidor mundial de coca. En nuestra zona también hay mucho consumo. Ojalá que podamos frenar esta barbarie. Es la hora de tomar medidas. Los padres deberían estar más en alerta de lo que están actualmente. La droga está por todas partes.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada