La Virgen de Luna llegó a su casa de Pozoblanco

ANTONIO MANUEL CABALLERO
POZOBLANCO


Se cumplió con la tradición y miles romeros, unos 15.000, acompañaron a la Virgen de Luna en el camino que une el Santuario con Pozoblanco. El frío de la mañana y la espesa niebla con la que amaneció la dehesa dio paso al mediodía a una jornada radiante. Desde el Ayuntamiento se destacó la agilidad del transporte público, la gran afluencia de carrozas -unas 42- y el buen funcionamiento del dispositivo organizativo en el que participaron más de 100 personas. En este sentido, el alcalde, Emiliano Pozuelo, que hizo el camino de vuelta a pie, agradeció la buena disposición de todas las personas implicadas en la organización de la romería. El alcalde destacó además el comportamiento cívico.

La salida de la Virgen de Luna hacia Pozoblanco tuvo lugar a las 15.00 horas. Acompañada de cientos de romeros, llegó al Arroyo Hondo a las 18.33 horas. Allí tuvo lugar la imposición de las llaves de los Sagrarios de las parroquias de Santa Catalina (Pozoblanco) y San Miguel (Villanueva de Córdoba). Precisamente, una de las novedades de este año es que la colocación de este elemento sacro fue una prerrogativa del párroco de Santa Catalina, José María Ruiz, quien además se estrenaba como capellán de la cofradía.

La salida de la Virgen de Luna hacia Pozoblanco tuvo lugar a las 15:00 horas
y llegó al Arroyo Hondo a las 18:33 horas acompañada de cientos de romeros.
/SÁNCHEZ RUIZ


Por su parte, el alcalde, Emiliano Pozuelo, ha vivido con emoción el momento en el que por primera vez impuso a la Patrona el bastón de alcaldesa perpetua en el Ayuntamiento. Hecho ocurrido a las 19.20 horas del pasado domingo.

Otra de las novedades tiene que ver con la estética de las andas de transporte y la comodidad de los braceros. Los dos palos de años anteriores se han cambiado por tres, con lo que el peso de las andas de camino se repartió mejor y se hizo más cómodo para los porteadores de la Virgen. Durante la misa, se impusieron dos insignias de oro, que reconocen los 50 años de servicio, a Antonio Ballesteros y Andrés García y otras dos de plata para Pedro Salamanca y a José Luis Sánchez. También tuvo lugar la jura de bandera e incorporación a la cofradía de Alfonso Ballesteros.

La Romería de traslado de la Virgen de Luna a Pozoblanco se desarrolló sin incidentes relevantes más allá de pequeñas atenciones sanitarias y de actuaciones de Protección Civil. El único suceso de relevancia fue el vuelco de un coche de caballos en un adelantamiento al meter una de las ruedas en la cuneta con el resultado de tres mujeres heridas. El accidente se produjo en la zona conocida como la Pisá del Moro a las 18.15 horas aproximadamente. De inmediato, se trasladó al lugar una ambulancia acompañada por la Guardia Civil para evacuar a las heridas.

Esta incidencia no afectó ni al tráfico pero sí al ritmo de la comitiva de la Virgen, que en ese momento estaba ya llegando al Arroyo Hondo, y es que una vez que la Cofradía fue informada por la Guardia Civil de que una ambulancia iba a acceder al camino se detuvo dos minutos para permitir su paso.

La Virgen de Luna ya está en su casa de Pozoblanco y en la parroquia de Santa Catalina estará un total de 105 días. La parroquia abre cada mañana de 8.00 a 13.30 horas para permitir las visitas a la Virgen que se encuentra colocada en el altar mayor.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada