Feliz en tu día, Andalucía

AGUSTÍN MERCHÁN RUBIO
POZOBLANCO


Estamos de nuevo aproximándonos a otro 28 de febrero en Andalucía. Una fecha que debería celebrarse por todo lo alto en una Comunidad que se preciara de ser de “Primera” como se pregona a los cuatro vientos, pero para mí, desgraciadamente, eso deja mucho que desear.

Envidia sana me dan otras Autonomías que celebran “su día” por todo lo alto, con celebraciones y fastos que son dignos de admiración para propios y extraños, inclusive con mucha participación ciudadana en todo lo que se programe tanto a nivel institucional, como a nivel particular engalanando calles y ventanales.

Aquí en nuestra querida Andalucía el día que debería ser más emblemático, el más significativo lo han convertido en “algo de la nada engalanado”.

Mención aparte merecen algunas instituciones, entre otras los Centros de Enseñanza que dedican días antes a ir montando la fiesta y se conozca un poco la tierra donde se vive. No quisiera valorar ni dejarme a ninguna fuera, solo apoyar y animar a que se potencie su celebración en todas y cada una de ellas y que este DÍA vaya cogiendo forma.

Quería haber hablado de los montajes del poder, colocación de medallas y distinciones que a veces dejan mucho que desear y son solo fruto de una buena recomendación de los aparatos o amistades encumbradas, pero lo dejamos para otra mejor ocasión en que lo tratemos en profundidad y no mezclarlo con este día festivo.




La celebración de este evento vino dada para festejar la victoria en el referéndum realizado en Andalucía el día 28 de febrero de 1980 sobre el proceso autonómico.

La verdad es que para ser serios, la victoria significativa y que se hubiera identificado más con la festividad en sí hubiera sido la del 4 de diciembre que fue en realidad cuando se levantó Andalucía en manifestaciones como nunca se han visto otras de tal envergadura por aquí. Corría, más bien andaba y con ayuda ya por viejo, el año 1977.

De todas maneras y al no haber ninguna fecha que se encontrara más significativa para celebrar el evento, bien sirvió cualquiera para fijar un día festivo y como tal quedó el 28 de febrero. A un mes cojo de días le pusieron una muletilla y lo arreglaron.

Para el pueblo llano la fiesta se ha quedado poco más que en la celebración de un “desayuno molinero” en los más de los sitios, y en la programación de algunas actividades de lo más variopinto a lo largo y ancho de la geografía.

Aquí en esta faceta popular vemos una diferenciación grande entre unos pueblos y otros. Los hay en los que la fiesta se celebra con bastante alegría y actividades y sin embargo otros en los que pasa ácidamente desapercibida. Podrán observar también cómo en algunos pueblos antes no se hacía ninguna celebración y en la actualidad sí se hace y viceversa. Analizando el por qué se llegará a conclusiones interesantes. Aquí en Pozoblanco se puede ver la celebración antes y después de la llegada del Partido Andalucista a la localidad. Esperemos que cunda el ejemplo venga de donde venga.

De aquel despertar andaluz y de aquel flamear de banderas del 77 qué ha quedado? ¿Adónde nos han conducido en estos años nuestros representantes? Al final, ¿se encargarán de que nos olvidemos de nuestra identidad andaluza? ¿Nos cambiarán nuestros símbolos algún día no muy lejano?

Al paso que van no me extrañaría. En su momento se subieron al carro de la Autonomía, se pintaron y lo pintaron todo de verde y blanco sin saber por qué ni por qué no; tararearon el himno porque creo que ni la letra se aprendieron y menos su significado y del escudo no conocían otro que el que llevaban los romanos en las guerras y por las películas que echan por semana santa. Hasta se tuvieron que añadir la "A" final a sus siglas, ¿por el qué dirán?

No me quisiera extender más en este pequeño artículo sin desear a todos y todas los andaluces de nacimiento, sentimiento o adopción que pasen un bonito día. Celebradlo como buenamente podáis y disfrutad de estar viviendo en un paraíso terrenal. Si algún año logramos ver todos nuestros pueblos y ciudades de verde y blanco al final de febrero, será una señal muy gratificadora de que hemos despertado por fin y que vivimos en una Comunidad Autónoma que se llama ANDALUCÍA. ¿Lo veremos?

Feliz día de Andalucía a todos-as.

Viva Andalucía.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada