Entrevista a Benito García de Torres, concejal de CDeI

“Uno de mis mayores errores ha sido dar confianza a quienes no la merecen”



EMILIO GÓMEZ
POZOBLANCO


Llegó en el 2003 a la política pozoalbense. Nadie lo conocía cuando apareció en las listas del PSOE por primera vez. Todo el mundo decía que iba a ser el ‘nuevo alcalde’ que había venido para sustituir a Antonio Fernández. Y así fue. En junio del 2004 cogió el bastón de mando. En el 2007 ganó las elecciones pero no logró la mayoría absoluta. En esa legislatura le pasó factura el famoso tema de la ‘Alineación’. De Torres tuvo claro que no se apartaría nunca de la legalidad, eso siempre lo ha llevado a rajatabla. Dos años después, en la Semana Santa del 2009, los seis concejales de su mismo partido (PSOE) piden su dimisión. Su respuesta no se hace esperar quitándole las competencias y quedándose solo en el gobierno municipal. Días después dimite como alcalde después de cinco años en la alcaldía. Pasó al grupo mixto evitando que el PSOE siguiera en el gobierno y dando su apoyo a Baldomero García.

Ese mismo año empieza a crear un nuevo partido, el CDeI, con el que se presenta en las elecciones del 2011. Un partido sin siglas conocidas pero con el que consigue el éxito, cinco concejales quedándose a escaso número de votos del PP y sumando un concejal más que PSOE. Las diferencias que mantenía con su anterior partido le hacen no pactar en un primer momento, pero meses después se alía en un pacto de gobierno tras una moción de censura a Baldomero García.

En ese pacto, CDeIPSOE se repartirían la alcaldía en un dos a dos que nunca se produce tras temas internos con una concejala de su partido. Pablo Carrillo le retiró las competencias a él y a los concejales de CDeI. Las tormentas ocasionadas en esos años de gobierno entre ambas formaciones, hacen que en las elecciones del 2015 reciba un castigo enorme del que no se ha recuperado.

Hace unos meses dejaba la secretaría del partido aunque sigue como concejal. Después de tanto frenesí político, lleva una vida mucho más sosegada, trabajando en Toledo y asistiendo a los plenos municipales. Su paso por política ha tenido de todo, momentos de gloria y también de fracaso. Su forma no ha dejado indiferente a nadie. Su cercanía ante la gente y su buena oratoria lo han convertido en un político admirado aunque su facilidad para meterse en problemas ha hecho que le hayan pasado muchas cosas en el tiempo que estuvo gobernado. Muchas positivas y otras negativas.


Benito García de Torres es concejal de Pozoblanco por CDeI. /SÁNCHEZ RUIZ


– Después de tantos años frenéticos en política. ¿Cómo se lleva hacer ahora una política reposada?
– Pues muy bien, ya que nuestro paso por la vida está enmarcado en una serie de etapas y cuando estas van siendo cumplidas tenemos la necesidad y debemos tener también la obligación de ceder espacios para que otras personas tengan su oportunidad. En ello estamos.
Además para quienes tenemos la fortuna de disponer fuera de la dedicación política de un medio de vida, como es mi caso, el ejercicio público debería ser algo casi vocacional.
Ahora estoy dedicado fundamentalmente a mi trabajo y a mi familia y ambas cosas las vivo con gran pasión, aunque ni soy ni seré ajeno a cualquier asunto que afecte a mi pueblo, con independencia de la ocupación a la que me esté dedicando en cada momento.

– ¿Cómo ve al actual equipo de gobierno?
– Creo que este es un Gobierno absolutamente desvirtuado, con un Alcalde que finalmente se ha encontrado con el sillón anhelado, que utiliza de forma constante el “rodillo” que le da la posición de poder y que tanto criticó en otros tiempos y que, además de ningunear a los grupos de la oposición ni siquiera cuenta con sus propios socios de Gobierno.
El nuestro, es un Alcalde que lejos de ganarse la confianza ciudadana y el respeto de sus rivales políticos, está incurriendo permanentemente en actitudes déspotas con el uso de la fuerza que le da el cargo, recurriendo al uso de distintos medios para perfilar una proyección que no tiene y que difícilmente va a lograr.

– Parece estar más preocupado y ocupado en aparentar una imagen pública, en lugar de dar soluciones, participación y transparencia.
– Naturalmente dentro del actual Gobierno, hay personas que merecen todo mi respeto, y valoro muy positivamente a quienes han decidido por primera vez y en los tiempos que corren dedicarse a la representación política. No es fácil.

– ¿Cuál ha sido su mejor momento en política?
– Ha habido muchos. Desde luego todos aquellos momentos en los que diferentes decisiones y actuaciones han podido beneficiar a los ciudadanos.
En política hay que tomar muchas decisiones y aunque se intenta, no siempre satisfacen al 100% de los ciudadanos.

– ¿Y el peor?
– También de estos momentos ha habido algunos.
Pero lo importante es tener proyectos, mantener la ilusión, derrochar pasión en aquello en lo que uno cree y trabajar duro para conseguir esos objetivos mirando siempre por el interés general. Siempre desde la lealtad con tu pueblo y desde el principio de buena fe. Algunos no saben qué significa esto.

– Es usted el político que ha dado más titulares en la vida política de Pozoblanco en los últimos años. ¿Por qué?
– Esta es una pregunta que deberían responder quienes hacen los titulares. Le aseguro que cualquiera de las actuaciones y decisiones que yo he adoptado no han buscado nunca la existencia de un titular ni protagonismos estúpidos, cosa de la que algunos personajes me han acusado y que ahora practican a diario.
En fin, ahí queda lo hecho. Ahora falta que otros demuestren que son capaces de hacer.

– Llegó en el 2004. ¿Quién lo propuso?
– Esta es una pregunta suficientemente conocida por todos. Fui Concejal en el 2003 y cuando el anterior Alcalde se marchó, fue mi grupo Municipal quien me propuso asumir la Alcaldía.

– ¿Qué pasó en abril del 2009?
– En el 2009 se hizo evidente la crisis interna que algunos poderosos pusieron en marcha en el 2007 y que vino a destrozar el PSOE de Pozoblanco. Estoy convencido de que esa operación le sigue pesando a algunos hoy en día y le pesará por muchos años. Desgraciadamente, la crisis a la que me refiero, ha dejado a ese gran Partido, el PSOE de Pozoblanco en una situación muy complicada. Y ¿para qué?
No soy persona que obedezca ordenes ni los deseos personales de algunos sin cuestionarme antes las consecuencias, es por ello que quienes esperaban por mi parte una sumisión total, se confundieron. Yo nunca me he dedicado a la política para conseguir prebendas como otros hacen. He sido siempre un alma inquieta a quien le preocupan las desigualdades y las injusticias y cuando esta actitud choca con algunos intereses mediocres y personalistas, está claro que “gana” -entrecomillo- quien más poder atesora.

– ¿Fue usted un hombre de partido mientras estuvo en el PSOE?
– Absolutamente.


Benito García de Torres en un pleno de Pozoblanco. /SÁNCHEZ RUIZ


– ¿Le queda algo por contar que no ha contado?
– Cuando uno ha vivido situaciones como las que yo he vivido siempre quedan cosas por contar, le diré que, al final de cada proceso, ya sea propiciado o encontrado, cada cual con sus actitudes y aptitudes se va etiquetando a sí mismo, de forma que viene a resultar innecesario decir más de lo justamente imprescindible.
Cada momento irá marcando lo que tenga que suceder.

– El CDeI le volvió a dar vida política. ¿Fue ilusionante esa etapa?
– Mi vida política está ligada a mi persona de una forma absoluta, por tanto nunca la perdí ni creo que la pierda.
Sí. Fue muy ilusionante esa etapa porque significaba poner en marcha un proyecto nuevo para nuestro pueblo que aún está por desarrollarse ya que nuestra lamentable sociedad de Gobierno con el PSOE, hizo que el anterior Alcalde pusiera su énfasis en los objetivos equivocados que solo han venido a perjudicar a Pozoblanco. A las pruebas me remito.
Tengo la esperanza y la convicción de que CDeI se consolidará como la mejor opción de Gobierno para Pozoblanco, por tanto como la opción más necesaria.

– ¿Se esperaba tener cinco concejales y sacar más votos y concejales que el PSOE?
– Sinceramente NO. Pero el castigo que los ciudadanos le dieron a la traición y las malas formas, nos procuró una gran confianza en el 2011. Los errores cometidos participando en un Gobierno fallido y el concurso de unos y otros nos han pasado factura en el 2015 y ahora toca desde nuestra posición recuperar esa confianza perdida. Por mi parte haré todo lo necesario para que ello sea así.

– ¿Por qué pactó en el 2011?
– Porque tras el resultado electoral de 2011, era necesario conformar una mayoría de Gobierno que proporcionara estabilidad a la vida pública. Había muchas confluencias programáticas y pactamos con el PSOE porque creímos que los nuevos Concejales Socialistas eran algo distinto a lo anterior y claramente nos engañaron, una vez mas.
Dicen que el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra.

– ¿Se arrepiente del pacto?
– Me arrepiento fundamentalmente de no haber finiquitado ese pacto cuando llevaba algo más de un año en vigor, es decir, cuando observamos que a nuestros socios les guiaban otros objetivos distintos a los acordados. Fue entonces cuando debimos de haber dimitido todos los Concejales de CDeI.
Si volviera a producirse semejante circunstancia, le aseguro que el primer incumplimiento de lo acordado sería suficiente.

– ¿Se retirará cuando acaben estos cuatro años?
– No soy persona que anticipe lo que ha de venir por desconocerlo, pero sí estoy en ese momento en el que ciertos protagonismos deben ir siendo asumidos por otras personas. Yo estaré siempre a disposición de hacer lo que se me pida para beneficiar a mi pueblo.
El futuro y el destino nos irá diciendo lo que ocurrirá.

– ¿Le molestaba cuando le decían que era un encantador de serpientes?
– No, porque quienes lo decían probablemente no tenían otros argumentos para desprestigiarme y por tanto ni merecían entonces, ni merecen ahora mi atención. Siempre le he tenido un respeto máximo a los reptiles, aunque es imposible encantar a ciertas serpientes de 2 patas.

– Si volviera al 2004. ¿Qué cambiaría de sus actuaciones?
– Muchas cosas. Sobre todo no ofrecer mi confianza a quienes no la merecen. Ese ha sido uno de mis mayores errores.

– ¿Cómo es un día cualquiera en su vida actualmente?
– Pues un día normal como el de cualquier persona que se dedica a la Educación de niños y niñas con discapacidad intelectual. Disfruto con mucha mas intensidad de mi familia, de mis amigos auténticos y de mi trabajo y he iniciado algo que quise hacer hace mucho tiempo, que es profundizar en la lectura, escritura y lenguaje musical.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada