El párroco de Santa Catalina y corrida de toros con fin social

MIGUEL CARDADOR LÓPEZ
(Presidente-Editor)


En tan sólo ocho meses que lleva el nuevo sacerdote en la parroquia de Santa Catalina se ha notado un cambio a positivo que los feligreses han podido constatar.

La verdad sea dicha es que, a mi juicio, el antecesor del nuevo párroco no había estado muy acertado en los modos y las formas de gestionar algunos asuntos de la parroquia, después de cuatro lustros al frente de la iglesia más grande de toda nuestra comarca, tanto en número de feligreses como en actividades religiosas. Sin querer abundar demasiado en el asunto, pues ya manifesté mi opinión personal en su día, con el relevo yo creo que se han mejorado y superado determinadas formas y maneras que a mucha gente le parecían desfasadas, y que no atraían para nada a una gran mayoría de parroquianos.

Por ello tenemos que dar un más que aprobado a D. José María González, porque en este corto espacio ha tomado decisiones como abrir más horas la iglesia durante el día, acondicionar con estufas el gran templo, adaptarse a los padres que quieren bautizar a sus hijos en la fecha que a ellos les venga bien, etc. En definitiva, está tomando decisiones que son comprensivas con las necesidades de la gente, decisiones de cercanía y que pretenden atraer a los feligreses a la iglesia que él dirige.

Esperamos y deseamos que siga por esta línea, que además es la que predica el Papa Francisco, encaminada a enfatizar y buscar la humildad, el apoyo a las personas y el trabajo con los más desfavorecidos, y no tan inclinada a los sermones, la contundencia y el dogma. En la segunda parte de mi escrito, quiero resaltar el evento con fines sociales que se va a celebrar en Villanueva de Córdoba el próximo 28 de febrero, día de Andalucía.

Se ha organizado una corrida de toros en la que, encabezada por la empresa que gestiona la plaza, Campo Bravo, van a colaborar el Ayuntamiento, toreros, ganadero, etc. Además de dar un espectáculo con cierto gancho para el público, va a servir para recaudar fondos para la asociación Cáritas, que junto a otras trabajan por los que más lo necesitan.

Ahora que estamos en “la pretemporada taurina”, donde es más fácil contar con todos los actores del arte de Cúchares, traslado la misma idea al pueblo de Pozoblanco, y creo que el equipo de gobierno podía plantearse una iniciativa parecida a la del pueblo vecino, teniendo una de las mejores plazas de tercera categoría, y contando con una ganadería local, Jaralta, donde su dueño no me cabe la menor duda que sería receptivo a colaborar con su ganado bravo. Con lo cual podría cuajar en otra corrida benéfica con atractivo para el aficionado y que sirviese para dar un donativo a asociaciones como Cruz Roja, Cáritas, Acuide, San Vicente de Paúl, etc.

En los tiempos que corren de auténtico parón económico es cuando más se valora cualquier iniciativa que lleve a recaudar fondos para repartirlos con los que pasan verdaderas penurias, que se hacen más sangrantes cuando vemos en los medios de comunicación nacionales cómo parte de una clase política sin escrúpulos ha robado y sigue robando decenas de millones de euros.

Mis más sinceras felicitaciones a la empresa Campo Bravo y al Ayuntamiento de Villanueva de Córdoba por tan noble iniciativa.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada