El inolvidable Concierto de Raphael uno de los más espectaculares vistos en El Silo

ANTONIO MANUEL CABALLERO
POZOBLANCO


“Impresionante”, “espectacular”, “que maravilla”, “inolvidable”, “uno de los mejores conciertos que hemos visto” fueron algunos de los calificativos que los 800 espectadores que disfrutaron del concierto que Raphael ofreció en el Teatro El Silo de Pozoblanco contaban a su término, después de dos horas y media.

Dos horas y media sin tomarse un solo respiro y enlazando canción tras canción y éxito tras éxito. Con la Orquesta Sinfónica de Córdoba, que aportó aún más espectacularidad si cabe y que sonó de manera excepcional, bajo la batuta del director Rubén Díaz, bueno aunque el propio Raphael se la quitó en un par de ocasiones para dirigir él mismo. Buen sonido y extraordinaria producción de luces con efectos acodes con las canciones y hasta con proyecciones en el techo del Teatro.

El cantante derrochó voz, entusiasmo y arte a lo largo de dos horas y media. /SÁNCHEZ RUIZ


Fue, además, un concierto muy participativo ya que Raphael quiso que los estribillos y las partes más conocidas de buena parte de su repertorio fueran cantadas por los espectadores para lo que se encendían unas luces hacia el público en esos momentos concretos. El cantante, que empezaba en Pozoblanco la segunda parte de su gira Raphael Sinphónico, lo mismo cantaba con un guitarrista o sólo con el piano que interactuaba con la Orquesta y siempre con una sonrisa en señal de agradecimiento por los aplausos tributados y con la interpretación con gestos y movimientos que tanto le caracterizan. Apareció con traje negro pero pronto prescindió de la chaqueta y después de la corbata.

Y, naturalmente, esas 800 personas privilegiadas que habían obtenido entrada ya que se agotaron en un par de días cuando se pusieron a la venta el 30 de diciembre, y ello pese a tener precios entre los 40 y los 50 euros, vibraron con todos sus éxitos desde En carne viva, a Escándalo, pasando por Estar enamorado es, Mi gran noche, Escándalo, Digan lo que digan, Que sabe nadie, Yo soy aquel, etc. Con Como yo te amo cerró la noche y que estuvo acompañado por varios minutos de aplausos y con todo el público puesto en pie. Un repertorio de 36 temas cuidadosamente seleccionados. Profesional y generoso, el artista, se mostró en estado puro ante los continuos aplausos. Sabe que a sus 72 años está en uno de sus mejores momentos. Gracias Raphael por una noche inolvidable.




No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada