Fin a 50 años de vida y bienvenido 2016

MIGUEL CARDADOR LÓPEZ
(Presidente-Editor)


Comenzamos el año con una mala noticia, ya que después de casi 50 años, el Boletín Informativo de Villanueva de Córdoba pone punto final a la edición impresa en papel que hacía mensualmente de forma regularizada. El último correspondiente a los números 595 y 596 de noviembre y diciembre.

El primer número salió a la calle en mayo de 1966, en plena dictadura franquista, dentro de la Asociación de Cabezas de Familia de Villanueva, siendo entonces su Presidente el médico Juan Antonio Campo Balboa.

En el año 1977, para adaptarse a la ley, tuvieron que cambiar el nombre, denominándose Asociación Familiar Jarota.

Este medio de comunicación escrito ha servido durante medio siglo de nexo de unión en la información local, artículos de opinión y entrevistas con los jarotes ausentes, la mayoría de ellos en tierras catalanas, madrileñas y de la comunidad valenciana. Recordemos que Villanueva de Córdoba fue el pueblo de toda la comarca donde más gente emigró en las décadas de los cincuenta y sesenta.

Yo, como asiduo lector de este medio durante los últimos dos lustros, tengo que resaltar su independencia, honestidad y variedad de sus dieciséis páginas, además de la defensa de la familia como base de prosperidad y convivencia del ser humano. En los tiempos que corren es casi misión imposible el poder seguir publicando en papel, por los altos costos que supone, por ello siento una gran tristeza al saber que ya no voy a recibirlo más, porque yo sigo siendo un clásico y romántico, que por encima de las nuevas tecnologías me sigue gustando el leer en papel, tanto los periódicos como los libros.

Recibe un fuerte abrazo, amigo Conrado Redondo (Director), abrazo que le mando también a todos tus compañeros de redacción, tanto actuales como pasados, así como a todas las personas que colaboraron durante estos cincuenta años para que el boletín tuviera vida.

El nuevo año 2016 se nos abre con muchísimas incógnitas, que sin duda tendrán repercusión en nuestra existencia. ¿Qué gobierno nacional tendremos? ¿Qué pasará con Cataluña? ¿Crecerá el empleo digno? Estas de nivel nacional tendrán una difícil solución, junto a otras de cierto paralelismo.

Después están las de nuestro ámbito más cercano, lo que ocurre en nuestros pueblos, con la política municipal, que nos facilite nuestro vivir diario. La situación de cada familia y con ella la individual de cada uno de nosotros, con nuestra problemática, interior, física, psicológica, laboral, etc.

En definitiva este 2016 se nos presenta como una carrera de obstáculos, donde el firme propósito es que podamos al final contarlo y no quedarnos frenados en alguno de ellos.

Quizás lo más correcto sea que nos centremos más en lo que sí podemos nosotros ayudar a mejorar, en lo que depende de alguna forma de nuestra voluntad, ya que en lo otro es tontería que nos desgastemos. Hagamos vecindad, paisanaje y comarca. Sembremos fraternidad, positivismo y concordia dentro de lo posible a nuestro alrededor, en la familia, en el trabajo, centro de estudios o en el propio ocio.

¡Ojalá al final de este año podamos por lo menos decir que aún vivimos dignamente, que no es poco!

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada