Entrevista a Evaristo Ballesteros Tribaldo, pregonero de las fiestas en honor de la Virgen de Luna

EMILIO GÓMEZ
POZOBLANCO


Evaristo Ballesteros es el pregonero de las fiestas de la Virgen de Luna. Esta noche a las 20:45 presentará ante los pozoalbenses sus vivencias del día de la Romería, su amor por la Virgen de Luna y sus recuerdos de toda la vida, parándose también en su infancia, una época donde se vive todo con mucha ilusión.

Evaristo Ballesteros es el pregonero de las fiestas en honor de la Virgen de Luna de Pozoblanco en 2016.


– ¿Qué supone el ser elegido para pregonar la Virgen de Luna?
– En primer lugar un honor por poder presentar en voz alta mis sentimientos a la Virgen de Luna y mis vivencias relacionadas con la Romería. Y en segundo lugar una responsabilidad muy grande para que sea capaz de mostrarlos de una manera sencilla que llegue a todos los corazones de los que me escuchen. Estaré siempre agradecido a la Cofradía por haberme dado esta oportunidad de mostrar mis emociones a la Virgen.

– ¿Tu padre te inculcó el amor por la Patrona?
– Desde pequeñito la Virgen de Luna era el centro de todo lo que se realizaba en mi casa. Mi padre era un fiel seguidor de Ella y nos lo inculcó a mi madre y a mis hermanos. Y ahora nos toca a nosotros mostrarles ese Amor hacia la Patrona a nuestros hijos.

– ¿Qué recuerdos tienes de los días de Romería?
– La Romería comenzaba con el tambor que iba rodeado de todos los niños a todas las casas de los cofrades. Luego seguía con el ceremonial de vestirse de hermano mi padre y seguía con el camino hasta la Ermita. En el Santuario era emocionante mostrarse ante la Virgen y participar en todos los actos de la procesión y Eucaristía. Para después compartir con todos los amigos y familiares la comida que llevábamos. Y para finalizar el camino de la Virgen hasta Pozoblanco y su entrada por el Arroyo Hondo

– ¿Cómo va a ser tu pregón?
– En el pregón quisiera presentar mis vivencias alrededor de la Virgen de Luna y su Romería, con recuerdos de toda la vida. Habrá momentos para expresar mis sentimientos hacia nuestra Señora y habrá otros momentos para contar algunas anécdotas que me han ocurrido en los días de la Romería.

– ¿Cómo vive las cosas de su pueblo alguien que está fuera?
– Algunas veces lo paso mal porque quisiera ver a mis seres queridos y paisanos más asiduamente. No obstante, siempre que puedo vengo a mi pueblo a convivir con todos ellos unos ratos muy agradables. Además tengo un contacto casi directo con todos, y más ahora con las redes sociales que nos tienen informados de todos los acontecimientos que ocurren en Pozoblanco.

– ¿Cómo era un día de Romería en tu casa durante la infancia?
– El día de la Romería era el día más importante del año. Desde que veía los primeros almanaques apuntaba el día de la Romería. Y lo más importante empezaba unas semanas antes, cuando mi padre preparaba todos los enseres para vestirse como hermano. De pequeños nos íbamos con mis tíos a la Ermita ya que mi padre tenía que estar con los Cofrades. Disfrutábamos con mis primos, jugando a la pelota u otros juegos que se nos ocurrían. Y por último los hornazos que con tanta alegría le ofrecíamos a la Virgen a la entrada de Pozoblanco.

– ¿Qué es lo que siempre te ha llamado la atención de esta festividad?
– El Amor que se le tiene a la Virgen de Luna por parte de todos los ciudadanos de Pozoblanco. Yo he visitado muchas ciudades, pero en ninguna de ellas he observado la devoción que se le tiene a nuestra Madre.

– ¿Alguna anécdota de la Romería?
– Muchísimas. Pero esas las quiero contar en el Pregón al que invito a todos los paisanos y amantes de la Virgen de Luna a que asistan.




EL PERFIL

Nombre: Evaristo Ballesteros Tribaldo
Edad: 50 años
Profesión: Profesor de la Universidad de Jaén
Aficiones: El campo, el deporte, sobre todo el fútbol, la lectura y el poder compartir con mis amigos y familiares buenos ratos.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada