Empresario marginado por el alcalde de Hinojosa

JUAN DEL VALLE
HINOJOSA DEL DUQUE


Sr. Alcalde, por el presente escrito manifiesto la indignación que siento al ver cómo sigue haciendo obras de pavimentación acerados e iluminación en caminos rurales de la periferia del pueblo, además de los ya existentes en cercas de olivos, tierras de cultivo, cercados de vaquerías, caminos que conducen a las afueras del pueblo totalmente asfaltados con separación de bordillos terminados con superficie de terrazo que dan acceso a comederos y establos por donde entra y sale ganado.

Es habitual ver también cómo en calles y plaza del centro de la ciudad se levantan aceras y adoquinados estando su mayoría en buen estado, una veces para ser sustituidos por otros o levantar adoquinados para darle la vuelta y volverlos a colocar, quedando en su mayoría mucho peor que estaban. Se quitan farolas estando en buenas condiciones de uso para convertirlas en chatarra, y todo esto se viene repitiendo en intervalos de tiempo relativamente cortos. Señor alcalde, esto se llama “despilfarro”, a no ser que usted entienda que parte de esto que ha gastado aquí lo compensa por lo que no ha gastado nunca en la carretera de el Viso (hoy calle el Viso), que además está calificada y reconocida como zona industrial urbanizable, y como usted sabe es competencia del Ayuntamiento dotar de servicios básicos como son suministro de agua, red de desagües y pavimentación en los accesos en las zonas declaradas urbanizables.

Señor alcalde, incluya pues también en su capítulo de ahorro los más de 20.000 € que yo he gastado en la canalización de desagües y la pavimentación de la calle que va de la carretera El Viso a la Avenida Marqués de Santillana, costeado todo por mí, siendo de dominio público, como lo es en su utilización. Señor Alcalde, la carretera de el Viso, además de ser la segunda entrada más importante del pueblo, es acceso directo a la Cooperativa Ganadera, al Centro de Capacitación Agracia (Escuela de Capataces), Centro de reproducción de Ovino y el Centro de comunicaciones aéreas, que es uno de los más importantes de España. También en la carretera de el Viso, a unos 70 u 82 metros de la Avenida Marqués de Santillana, existe desde hace más de veinticinco años una industria alimentaría perteneciente al sector cárnico dedicada a la elaboración de jamones y paletas, pequeña empresa familiar que a día de hoy, combatiendo la difícil situación existente por la crisis, mantiene 25 puestos de trabajo entre personal de producción y distribución. Además, contribuimos en buena parte a dar trabajo a empresas locales como albañiles, electricistas, fontaneros, etc., y también a los servidos auxiliares.

En cuanto a mi contribución como ciudadano y titular de la empresa Juan del Valle Pineda, S.L. en el pago de impuestos tanto municipales como estatales, puede usted comprobar que estoy a la cabeza como contribuyente local. Pues bien, como contrapartida, en los más de veinticinco años que llevo de actividad industrial, a día de hoy, el Ayuntamiento que usted preside no ha gastado ni un solo céntimo en las inmediaciones donde se encuentra ubicada mí industria.

Recordará que cuando hicimos la última ampliación de la fábrica aumentamos la extensión de la fachada y le manifesté personalmente que pusiera un poco de asfalto sobre la calle de tierra, ya que el paso de vehículos levanta polvo en verano y barro en invierno. Como siempre su negativa fue firme y rotunda.

Señor Matías, nos conocemos desde siempre como paisanos, y aunque nuestra relación no haya sido cercana, no recuerdo haber tenido contratiempos ni conflictos con usted, es por eso que no entiendo el motivo, pero sí se ve su intención, que no es otra que desplazarme y marginarme con el fin de empañar la imagen de mi negocio. Me excluye de todo proyecto que pueda suponer una mejora en mi entorno.

Señor alcalde, permítame recordarle que el dinero que usted gasta procede en su mayor parte de impuestos que pagamos los contribuyentes de este país, y en la parte que a usted le corresponde administrar debe ser serio y no utilizar con los ciudadanos que usted representa distinta vara de medir, porque tenemos el derecho ciudadano de ser tratados por igual.

Por tanto, le hago responsable del estado de abandono total en el que se encuentra a día de hoy la carretera de El Viso, pero si su objetivo es fastidiarme y esto le produce morbo y placer, siga usted gozando.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada