Cartas a Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente

EMILIO GÓMEZ 
POZOBLANCO


Querido Rey Melchor 

La figura del Rey Melchor de la antigua Casa Boschs, esperando a recibir las cartas de quienes en estas fechas le escriben con todos sus deseos. /REDACCIÓN

Uno nunca olvida su niñez y si lo hace cuando llega el día de los Reyes Magos, recuerda siempre el niño que fue. Es como si ese espíritu infantil estuviera escondido en nosotros. La infancia es el mundo de lo imposible donde están todos los sueños por grandes que sean y en el que la ilusión mueve montañas, pueblos y corazones.

Pienso ahora en mis cartas de Reyes Magos, donde no faltaba nunca el balón de reglamento, La Isla del Tesoro (de la que me enamoré en el escaparate de Galerías San Fernando), el cubo mágico de Rubik, el Magia Borrás, el tragabolas y los airgamboys. Esos fueron deseos cumplidos. Lo que nunca me trajeron los reyes fue el CinExin, el Scalextric (y eso que escribía bien el nombre) y los Juegos Reunidos Geyper. Ahora pienso que no los necesitaba pues siempre me conformé con mis regalos de Reyes. Me echaron siempre muchos libros que no sirven para matar el tiempo sino para revivirlo. Es por ello que deseo que traigáis muchos libros.

Es curioso pero con el tiempo han ido desapareciendo mis juguetes. Queda alguno pero se fueron. Lo que no se fue es ese recuerdo de niño que no renuncia a sus sueños y una negociación con el mundo de lo posible.

En esas cartas de los niños que han mandado a los reyes no hay engaños. Cómo es posible que en el mundo de lo irreal, de lo que nada es lo que parece, exista aún cosas tan José de como unas cartas de los niños a los Reyes Magos. La ilusión de ellos es tan grande que nadie se atreve a desmentírsela.

El amanecer más maravilloso es tras esa noche cuando ellos se levantan en pijama para ver que le han traído. Muchas veces en esa noche del 5 al 6 de enero cierro fuerte los ojos y hago recuento de lo que la vida nos ha traído. 

Tantas cosas, unas tan buenas y otras tan malas. Que nos quiten cosas que hemos tenido y hemos querido es terrible. Nadie debería irse. Es cuando uno siente las sillas vacías.

Supongo que en algún lugar de un lejano país de donde parten los Reyes Magos estarán todos esperándonos y ese será el mejor regalo.

Mientras tanto, a los Reyes seguimos esperándolos como cada año, vestidos de niños entre sábanas después de una noche de caramelos al viento, de fantasías metidas en zapatos infantiles. La noche donde las almas más cariñosas se acuestan creyendo que llegará el día más maravilloso del mundo.

Salud para todos y que la magia siga entrando por la ventana cada noche de Reyes.





José de Gracia Valero 
9 AÑOS

La navidad es muy bonita. La época que más me gusta. Porque toda la gente va muy alegre. Encontramos escaparates, calles con mucho colorida, casas adornadas, comemos polvorones, estamos en familia, comemos cosas muy buenas, nace el Mesías, en la cabalgata de reyes van muchas carrozas y ti ran caramelos. Todo termina cuando vienen los reyes magos.
A los reyes le voy a pedir un traje para mi Quad, una portería para mi campo y mucha felicidad y salud. También quiero que traigan cosas para todos los niños del mundo.
 


Fermín Ballesteros Cabrera 
9 AÑOS
Para mí la Navidad es muy bonita porque me junto con la familia y comparto muchas cosas. Es ti empo de esperanza y felicidad. Me lo paso muy bien pues comemos polvorones, turrones, salgo mucho a jugar con mis amigos. Mis ti tos vienen desde Linares unos y otros desde Lucena. Las calles las adornan con muchas luces y las casas con el Belén y el Árbol de Navidad. Lo más importante, nace el Mesías. Y luego estáis los Reyes que llenáis de alegría las calles.
Al Rey Melchor le voy a pedir:
Una PS4 con el disco del GTA 5
Buen viaje.


Antonio Jesús Gómez Rubio
9 AÑOS

Queridos Rey Melchor:
Siempre has sido mi rey -y lo sabes-. Como cada Navidad, te esperaré para ese día tan especial. Te cuento que en las calles hay muchas luces para recibiros, las casas están decoradas y en ellas se están pegando un atracón de turrones y polvorones. Todas las familias se reunieron, celebran el Año Nuevo, el nacimiento y solo falta el día de Reyes Magos.
Que no se te olvidé La PSP4 con el disco PES PRO EVOLUTION 2016 y, si no puede ser, un móvil. O las dos cosas, como tú veas.
Un abrazo.


Raúl Cebrero Muñoz
9 AÑOS
El 5 de enero por la noche es la cabalgata de Reyes y el 6 de enero vienen los Reyes Magos. Me encantan esos días. La verdad es que me gustan todos los días de Navidad porque es tiempo de estar en familia, de comer turrones y polvorones. Me chifla recibir y regalar regalos,
adornar las casas... El 24 de diciembre fue la Nochebuena. Nos juntamos toda la familia a cenar. Fuimos a la misa del gallo y el día 6 los Reyes aparecerán por las casas dejando juguetes. Te pido para este año, un libro para leer, teledirigido y la PS4.
Feliz viaje.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada