Caminando por la vida

ANTONIO RUIZ SÁNCHEZ 
(Periodista) 


A Francisco Polo le hacían bullying y ahora gana batallas desde Change. org ayudando a los ciudadanos a hacerse oír. Una señora sin empleo llamada J.K Rowling comenzó a escribir un libro sobre un niño mago en los ratos que lograba que su hija se durmiera, ahora es una de las personas más influyentes del mundo y utiliza sus enormes ganancias para ayudar a niños de todo el mundo. Un tal Walt Disney era hijo de granjeros y se dedicaba a pintar dibujos con su hermana cuando era pequeño, ahora sus estudios son los más importantes en el terreno de la animación y el cine.

Son tan solo tres ejemplos de superación, tres personas que tuvieron unos comienzos difíciles. Y no sólo los comienzos fueron complicados. Rowling sufrió una depresión y estuvo a punto de suicidarse mientras escribía el tercer volumen de Harry Potter. En lugar de detenerse, su enfermedad le dio la idea para crear a los Dementores, criaturas sin alma que aparecen en ésta novela y que arrebatan la felicidad de los que se encuentran cerca.

Y como ellos, miles de niños de los que se ríen en clase porque les gusta leer, o porque tienen algún kilo de más y sin embargo, siguen haciendo deporte o divirtiéndose con un libro en las manos. O muchos emprendedores que tienen una idea loca y la persiguen hasta que se consiguen hacerla realidad, aunque todos les digan que es imposible.

Siempre hay obstáculos en el camino, pero que no te impidan seguir avanzando. Utilízalos para impulsarte. Tómate las dificultades y los malos momentos como oportunidades para aprender y estar mejor preparado. Recuerda que el ratón de dibujos animados y el niño mago más famosos del mundo han recorrido un largo camino no precisamente fácil. Y mira donde han llegado.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada