Mejorar la seguridad y fomentar la lectura

MIGUEL CARDADOR LÓPEZ
(Presidente-Editor)

Desgraciadamente, en Pozoblanco, se han repetido en un corto espacio de tiempo distintos robos en establecimientos y naves comerciales, incluso en algunos de ellos repitiéndose hasta por tercera vez.

Últimamente es noticia triste la frecuencia con que los cacos vienen perpetrando sus delitos en la localidad, lo que empieza a ser un hecho muy preocupante para todos, especialmente para los empresarios, por la sensación de inseguridad que empieza a instalarse.

La población pide más eficacia a las fuerzas de seguridad, y al mismo tiempo el equipo de gobierno municipal tendrá que implicarse de forma más directa, para que por parte de los profesionales de la seguridad se encuentren planes más efectivos de los que se han llevado hasta ahora.

También es importante que los ciudadanos, y sobre todo los más jóvenes, que son los que más trasnochan, colaboren cuando vean un coche o personas sospechosas. Muchas veces un dato suelto o nimio, al que no le damos la suficiente importancia, puede ser el cabo de donde tirar para detener a los culpables.

Esperemos que entre todos podamos cortar esta inercia de robos, y que Pozoblanco y Los Pedroches en general, estén en los ratios buenos que en los últimos lustros han estado respecto a la seguridad.

Cambiando el tercio de opinión, aprovecho para recordar a todos los padres que las vacaciones de navidad son un buen momento para fomentar el saludable hábito de la lectura en sus hijos. Para que un niño lea y termine siendo ávido devorador de libros, es fundamental que dicho ejemplo comience viéndolo en casa.

Si los hijos ven que sus padres leen, y además se encuentran rodeados en su casa de libros, periódicos y revistas, se ha dado el primer paso para que se sientan atraídos por la lectura, las bibliotecas y las librerías. En definitiva, es importante que en sus primeros pasos como lectores se vean arropados y acompañados por adultos.

En el inicio de la lectura, como en otras muchísimas enseñanzas, yo coincido totalmente con la escritora asturiana María Luisa Torcida, que dice que “la lectura hay que inculcarla desde antes de nacer, incluso hay que leer al niño en el vientre de la madre, porque aunque no sea consciente de ello, ya empieza a coger el hábito de escuchar una lectura, que es, al fin y al cabo, la cadencia que uno usa después al leer solo”.

Otra cosa importantísima, en mi opinión, es que la creación del verdadero hábito por la lectura no sólo debe venir desde el ámbito académico, es más, diría que es un error. Hay que engancharlos por otra vía como los tebeos o cómics, que es un género más atractivo y sugerente, porque combina texto con imágenes divertidas; incluso creo que la posibilidad de esta fórmula se debería sopesar por la autoridad que corresponda para instaurarla en los colegios. También son recomendables periódicos y revistas de deporte, cinegética, informática, música, tauromaquia, etc. En definitiva, se trata de saber colmar y dirigir el interés por una afición que pueda tener el menor a través del recomendable instrumento de la lectura.

Yo reconozco que soy muy subjetivo al decir que la lectura es una de las cosas mejores que podemos hacer como personas, pero sinceramente lo hago desde mi propia experiencia, basada en la práctica y realismo. Por ello, es necesario que se haga un esfuerzo común suplementario en escuelas, bibliotecas, administraciones públicas y sociedad en general. Todo enfocado a que los niños lean, ya que la lectura es una pieza fundamental para proporcionar a los hijos una buena educación. Y una buena educación, además de ser clave para mejorar la sociedad, es el mejor regalo y la mejor inversión que pueden hacer los padres en el futuro de sus hijos.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada