Entrevista a Sara Baras, bailaora

“En este espectáculo están nuestros genios del flamenco”


EMILIO GÓMEZ 
POZOBLANCO


Es la tercera vez que llega a Pozoblanco. Lo hace en el Teatro El Silo con su espectáculo ‘Voces’ en el que hace de guionista, directora de escena y coreógrafa. La bailaora Sara Baras llega en su versión más pura como si la madurez le hubiera hecho encender en ella una pasión más sabia y desconocida encima de las tablas. Su elegancia y su talento interpretativo se hecho más desbordante en su nuevo espectáculo. Es como si los dioses de la música a los que le rinde homenaje se hubieran aliado con ella. Porque lo que hace Sara de la mano de ellos es un auténtico recital de saber estar, de entrega, de controlada pasión en momentos, de arrebato, de milagro. Surge una extraña comunión entre los maestros que ya se fueron a otro mundo y ella, la artista, la que les baila y los recuerda sacando de ellos lo hondo de sus almas.

Todo fluye naturalmente con una poderosa energía que lo inunda todo. Es como si los teatros los convirtiera con ‘Voces’ en una central eléctrica donde la energía va fluyendo entre los espectadores. Realmente saca también las voces y las almas de los espectadores quienes aplauden, siente y se emocionan.

Con ese chispazo de genialidad es como si se hubiera inventado un espacio cultural nuevo entre lo humano y lo divino aunque a simple vista sus interpretaciones floten naturalmente. Poderosa Sara con una energía inagotable. Ella es entusiasmo, raza, sentimiento, arte en estado puro.

‘Voces’ es una obra flamenca tipo concierto con un solo hilo argumental que nos ayuda a representar los diferentes palos del flamenco. ‘Voces’ es una manera muy suya, muy de Sara Baras pero con una dosis de magia que no se adivinará de donde la ha sacado. Es como si Paco de Lucía, Camarón, Antonio Gades, Carmen Amaya, Enrique Morente y Moraito estuvieran con ella en la gira otorgándole la varita donde termina lo humano y arranca lo divino. Sus almas vagan por allí como si no se hubieran ido nunca.

Sara Baras en su última actuación en el Silo. /SÁNCHEZ RUIZ

– ¿Cómo presentaría su nuevo espectáculo? 
– Realmente,’ Voces’ nace de la necesidad de agradecerle a nuestros maestros todo lo que nos han dado. Es el encuentro con los maestros que se nos han ido. De todas formas no es un espectáculo triste. Existe esa alegría de recordarlos. Hemos conseguido una energía positiva que es como si nos arroparan desde arriba.

– ¿Cómo surgió la idea?
– Nace de un momento muy triste como es la muerte del maestro Paco de Lucía. Necesitaba agradecerle todo lo que había hecho por mí y no ha sido fácil. Escuchar la voz o la guitarra de Paco era al principio imposible pues rompía a llorar nada más escucharlo. Pero logré encontrar la conexión con él para poder bailarle junto a otros grandes maestros como Camarón o Enrique Morente. Son maestros que se nos han ido jóvenes. Nadie va a sustituir a estos genios.

– Es la tercera vez que viene a Pozoblanco, que es una tierra que le gusta, ¿verdad?
– Mucho. Estoy encantada de volver a Pozoblanco, me hace mucha ilusión porque he tenido allí noches preciosas y espero que el domingo vuelva a ser otra noche grande. Llegó ahora con algo diferente que seguro que va a gustar.

– ¿En ‘Voces’ está todo muy cuidado?
– Sí, pero hay espacio libre para llenar con la improvisación y la conexión con nuestros maestros, es algo grande. Luego evidentemente la puesta en escena es bestial, las luces, el vestuario, la coreografía, la música... pero esos momentos sin algo que traspasa la barrera del sentimiento. Es una conexión con el flamenco, con ellos y con cosas que no se pueden explicar.


Sara Baras estará por tercera vez en Pozoblanco. /SÁNCHEZ RUIZ


MÁS PERSONAL

– Hábleme del silencio
– Me gusta el silencio. Soy una enamorada de la música aunque una de las cosas más bonitas es escuchar tu propia respiración. Es sentir y sentirte. En el silencio está la calma y estás tú. El silencio tiene su magia y muchas veces ahí buscas el duende que perseguimos y es como si lo tocáramos.

– La oscuridad
– Me cuesta. Soy más de claridad quizás por mi personalidad de ir de frente sin disfrazarme y por mi tierra que es el mar, la luz y en definitiva mi tacita de plata que brilla tanto. No me gusta la oscuridad y sí la profundidad.

– La sencillez
– Es donde está todo donde uno se puede encontrar consigo mismo. Me gustan las cosas sencillas.

– Su alma en el escenario
– Limpia y entregada a lo que me ha tocado vivir. Intento dejarme el alama entera en el escenario para que llegue hasta el último corazón de la última butaca.

– Lo mejor que le ha pasado en su vida
– Lo mejor que me ha pasado es mi hijo, lo más grande y maravilloso. Desde que he sido madre todo me ha cambiado. La experiencia me ha favorecido en todos los sentidos, hasta en la forma de bailar. Cuando eres mamá la escala de valores cambia en un momento y hace que valores más las cosas que tienen importancia. A mí me puede mi hijo.



No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada