Entrevista a Juan Antonio Caballero, Presidente de la Olivarera Los Pedroches S.Coop.And.

“Este año tan seco nos ha dado
una cosecha por debajo de la media”

EMILIO GÓMEZ
POZOBLANCO

Juan Antonio Caballero Jiménez. /REDACCIÓN

– Para empezar, ¿qué balance hace de esta campaña?
– Está siendo una campaña de recolección rara, atípica, con mucha variedad en maduración y desparejo en producciones. Esto, junto con el tiempo también muy atípico en esta época, hace que la campaña se esté dilatando más ya que los socios están aguantando la recolección., ya sea por estar dura en el árbol o por optar por recolección familiar y contar con menos personas y más tiempo.

– ¿Se ha salvado la campaña a última hora?
– Las lluvias de otoño siempre son fundamentales, forman parte de las condiciones óptimas de cosecha y este año las lluvias de octubre fueron esperanzadoras, ya para esta misma campaña, que algo sí ha remediado en tamaño, pero la problemática venía de antes y la cosecha ya se veía venir en junio.

– ¿La campaña ha sido grande o correcta?
– Menos que correcta. Llevamos cuatro años que el mes de mayo nos está golpeando con calor y mermando las cosechas. Este año ha sido muy seco y aunque los olivos venían bonitos del otoño e invierno del año pasado, el calor y falta de lluvias nos ha dado una cosecha por debajo de la media.

– ¿Cuántas toneladas se prevé que se recojan?
– Estaremos en torno a los 5 millones de kilos de aceitunas, como decía, por debajo de la media de los 7-8 millones que tenemos en nuestra Cooperativa. Lo menos malo es que los rendimientos son correctos, en torno al 20 %.

– Dicen muchos que para estudiar la cultura de Los Pedroches hay que irse a los cortijos de sierra de otra época . ¿Es verdad?
– Gran parte del acerbo cultural de nuestra comarca proviene de la sierra. Si hoy demanda gran mano de obra para la recolección, hace sólo una generación (o dos a lo sumo para los más jóvenes) era mucho más y en más tiempo. Gran parte del trabajo de la gente de Los Pedroches se desarrollaba en la sierra y era un acontecimiento social y así se vivía y así se trasmitía la cultura en forma de cánticos, bailes, salidas de aceituneras, etc. Hoy el sistema es distinto adaptado a otros tiempos y otras necesidades, pero aún estamos a tiempo de rescatar aquello que fue tan nuestro.
Es de alabar y poner en valor el trabajo de Aliara y La Faneguería entre muchos por esta causa.
Desde la Cooperativa también intentamos poner nuestro granito de arena y empezamos colaborando con el Ayuntamiento para el libro y video de las molinas de sierra y no se quedará ahí. A ver además de bailar zumba, nos ponemos a bailar jotas, también se salta, se coordina y sobre todo se es feliz. También destacar las iniciativas privadas.

– ¿Esas experiencias en la sierra fueron únicas?
– Sí, seguro. Es curioso que haya gente joven que se están acercando a la sierra y a aquellas costumbres… y lo flipan, como ellos dicen. Yo viví y sigo viviendo experiencias únicas y es bonito compartirlas en el patio de la cooperativa con las de los socios, batallitas que nos hacen sentir vivos sin duda alguna.

– ¿Cuál es el buque insignia de Olipe?
– Olipe es una gran flota, sus socios es la base primordial, la “madera” de los barcos donde se aguanta todo, su esfuerzo e implicación nos mantienen a flote. Luego está los que tenemos que hacer que naveguen, Consejo Rector a la cabeza y los compañeros de trabajo. Tenemos buques para surcar los mares del mercado, desde nuestras propias marcas Olipe y Olivalle, aceite ecológico, nuestra web, certificaciones de calidad y ambientales y toda nuestra apuesta social, compost, presencia y reconocimiento en ámbito nacional e internacional,… Pero en toda flota está el buque insignia y sin duda en Olipe es el Patrimonio del olivar de nuestra sierra.: agronómico, económico, medioambiental, social y cultural. Tenemos una sierra única y espectacular que nos da el sentido de ser. Por todo ello y para ello vive Olipe, porque si protegemos y fomentamos este patrimonio, el olivar nos lo devolverá con creces a toda nuestra comarca en los mismos términos.

– ¿Están exportando aceite?
– Es un arma más y que nos da ventaja para poder competir. Es difícil implantarse pero poco a poco y con los medios muy limitados por ser una Cooperativa de tamaño medio estamos abriendo un camino seguro. Y lo importante además de exportar aceite, es exportar marca e identidad. Si estamos en unas condiciones diferentes con un producto diferente, marcar esa diferenciación es algo que a veces no va en el precio, pero que genera un valor increíble. Y esto va en beneficio de todos, como decimos en un eslogan: “no sólo producimos aceite de oliva virgen extra” y esto se reconoce más fuera que dentro.

– Su web es de las más activas además acompañada de una campaña conjunta en radio. ¿Hay que acercar el producto a la gente en los tiempos que corren y saber venderse ¿no?
– Sin duda. La web nos ha permitido dar un paso de gigantes a la hora de comunicar lo que somos y lo que hacemos. Es una forma de vender y sobre todo venderse, la gente que compra cada vez quiere saber y conocer qué y quién hay detrás de cada producto. Y el programa de radio diario nos ha acercado más a nuestra propia gente, una manera de comunicar, informar, hacer partícipe a todos de nuestra actividad, una vía abierta que iremos evolucionando y dotándola de nuevos contenidos que además de llevar Olipe a las casas sea un lugar agradable de oír y útil para los socios y paisanos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada