Alzheimer y Navidad

ESPERANZA RODRÍGUEZ 
(AFA RECUERDA LOS PEDROCHES)


Pronto llegará la navidad, unas fechas muy entrañables en las que compartimos experiencias y recuerdos con nuestros allegados y en la que tradicionalmente la familia se reúne, se realizan diferentes actividades y consecuentemente se cambian las rutinas, solemos tener más visitas, y varía el aspecto de nuestro hogar. Y es así también en las familias que tienen entre sus miembros a una persona que padece la enfermedad de Alzheimer. De hecho, es una fecha que puede resultar muy confusa para los enfermos de Alzheimer, el exceso de comida, las reuniones familiares, los cambios de domicilio y los cambios de su rutina pueden resultar perjudiciales para ellos. Esta enfermedad es hoy unos de los principales problemas tanto sociales como sanitarios en los que la familia aparece con frecuencia desbordada. Por este motivo resulta conveniente tener en cuenta una serie de recomendaciones y reflexiones, ya que para las familias que tienen un afectado por el Alzheimer la navidad tiene matices distintos.

Para que el enfermo y sus familiares y cuidadores puedan disfrutar de la navidad hay que tener en cuenta que, independientemente de la etapa en que se encuentre la enfermedad, esa persona está viva y aunque con determinado grado de merma, piensa, siente, se emociona y ti ene derecho a ser parte de estas festividades.

Los cuidadores suelen estar especialmente sensibles recordando navidades pasadas antes de que llegara el Alzheimer. Por tanto cuidadores y enfermos, han de tener en cuenta unas pequeñas consideraciones para dejar atrás tristeza e incomodidades, y pasar unas fi estas navideñas agradables, tranquilas y disfrutando de la compañía.

Consejos para una buena navidad con enfermos de Alzheimer. 

– Preparar las cosas juntos: Involucra al enfermo en las actividades de la casa para que no se sienta desplazado. Pídele ayuda a la hora de cocinar o al decorar la casa y recuerda disfrutar más del proceso que del resultado final

– No decores en exceso. Las luces parpadeantes u otro tipo de elementos llamativos pueden desorientar al enfermo. Debemos procurar que el enfermo se siga sintiendo en casa y no se confunda. Además evita velas o elementos que puedan causarle daño.

– Ambiente tranquilo. Si bien es cierto que la música y el alboroto general son parte de las fi estas de navidad, si tenemos un enfermo en la familia, debemos procurar no alterarle demasiado. Reservarle un espacio confortable en la mesa y que se pueda retirar a descansar tras la comida.

– Anima a los más pequeños a pasar tiempo con ellos. 

– Cantad villancicos tradicionales que escuchaba en su juventud, les causa alegría tranquilidad y bienestar.

Así podremos disfrutar todos juntos, no te olvides de que es un buen momento para dedicar tiempo a nuestro familiar haciéndole sentir uno más, hablarle mirándole a la cara, escucharle atentamente y tratándole con un extra de gesto, como sonrisas, abrazos, besos, … les ayudamos a reforzar su confianza y tranquilidad en estos días.

RECUERDA con una actitud positiva, aceptación y amor, las fiestas pueden convertirse en un momento maravilloso. Desde la Asociación RECUERDA de Familiares de personas con Alzheimer de Los Pedroches tenemos un sueño, que estas navidades se guarden en tu memoria para siempre.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada