La UNED comienza el curso con un reconocimiento a alumnos y docentes

ANTONIO MANUEL CABALLERO 
POZOBLANCO


La concejala de Cultura y segunda teniente de Alcalde, Rosario Rossi, dio por inaugurado este miércoles el curso 2015-2016 del Aula Universitaria de Pozoblanco de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) en nombre del Rey, guardando las formas universitarias.

En el solemne acto, Miguel Pleguezuelos, director del Centro Asociado de la UNED en Córdoba destacó la existencia en Pozoblanco de un Aula Universitaria y felicitó a su coordinadora, Isabel Herruzo, por su eficacia y a los tutores que trabajan en ella.

Además, aseguró que los pozoalbenses y vecinos de Los Pedroches y de la zona norte de Córdoba pueden estar orgullosos de contar con un centro universitario que ha hecho que cientos de vecinos pudieran cursar estudios universitarios “a veces por mera satisfacción personal y por desarrollo profesional”.

Pleguezuelos tuvo palabras de admiración hacia los alumnos “que son nuestra razón de ser y que toman una de las decisiones más importantes de su vida y que han de perseverar porque en muchos casos cuentan con horarios inflexibles y con obligaciones laborales y familiares”. A ellos les dijo que forman parte de una gran universidad y que son un ejemplo de “sacrificio y determinación”.

La coordinadora del Aula de la UNED en Pozoblanco, Isabel Herruzo, agradeció la implicación de todos los tutores y tuvo un recuerdo para el profesor desaparecido José María Martín Perozo.

En el capítulo de agradecimientos se entregó un obsequio a Joaquín Domínguez Guijo que fue concejal de Cultura en la época en la que se abrió el Aula universitaria en Pozoblanco y jugó un papel destacado en su puesta en marcha.

Por otra parte, se entregaron diplomas e insignias a los nuevos titulados y estudiantes que han superado el curso de acceso para mayores de 25 años y el colofón lo puso el joven guitarrista Alfonso Herruzo Cardador que interpretó dos piezas musicales. El acto contó también con la intervención de José Vega, secretario de la UNED en Córdoba.

Autoridades y participantes en el acto celebrado en el Mirador de El Silo. /SÁNCHEZ RUIZ



GUERRA DE LA INDEPENDENCIA 

El profesor de Historia del IES Antonio María Calero, José Luis González Peralbo, pronunció la lección magistral de inicio de curso, hablando de Los Pedroches durante la Guerra de la Independencia.

Explicó que los franceses llegaron desde Almadén a la zona de Belalcázar el 16 de enero de 1810, en primer término como tropas de reconocimiento. Enseguida, los vecinos atemorizados abandonaron el pueblo y hasta se marcharon las monjas de clausura de Santa Clara.

Durante los 3 años de ocupación el temor se extendió y hubo fusilamientos a la llegada de las tropas a Hinojosa. De Villanueva de Córdoba se llevaron 30.000 reales.

El 23 de enero de 1810 las tropas francesas ocupan Córdoba y tan sólo tres días después José Bonaparte ya visitó Córdoba.

José Luis González Peralbo pronunció la lección magistral de inicio de curso. /SÁNCHEZ RUIZ


Según relató José Luis González Peralbo, el castillo de Belalcázar fue empleado como fortaleza y allí se ubicaron 200 hombres de infantería y caballería. Hasta esa localidad fueron trasladados más de 10.000 españoles que fueron hechos presos.

Pozoblanco protestó oficialmente por el sometimiento y las requisas de los franceses en unos años en los que se estaba terminando la reconstrucción y ampliación de la iglesia de Santa Catalina tras 30 años de trabajos, también paralizados durante la guerra.

Tras ese periodo de ocupación, la situación fue desoladora los caminos destrozados, la ganadería expoliada ya que hubo de entregar todo o comérselo todo, el comercio y la artesanía quedaron desarticulados y además faltaba mano de obra. Según apostilló González Peralbo, “hubo un miseria generalizada, hambre y la guerra condicionó la economía y la demografía de Los Pedroches”.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada