La Junta invierte 2 millones en la clausura y sellado del vertedero de la Mancomunidad

ANTONIO MANUEL CABALLERO 
VILLANUEVA DEL DUQUE


El director general de Prevención y Calidad Ambiental de la Junta de Andalucía, Fernando Martínez Vidal, y el delegado territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Francisco de Paula Algar, visitaron el miércoles el vertedero de escombros y restos de obra de la Mancomunidad de Los Pedroches, ubicado en Villanueva del Duque, en cuya clausura y sellado la Junta de Andalucía ha invertido 2’1 millones de euros.

En esta visita también estuvieron presentes la alcaldesa de Villanueva del Duque, María Isabel Medina, el presidente de la Mancomunidad, Juan Díaz, y la delegada de Medio Ambiente de la Diputación, Auxiliadora Pozuelo.



El vertedero tiene una superficie de 44.000 metros cuadrados y está situado al sureste de la localidad, a unos 1.500 metros por la carretera que llega hasta las Minas de El Soldado. La zona de vertido se extiende desde la carretera hasta un arroyo innominado tributario del arroyo del Lanchar.

El director general y el delegado señalaron que el proyecto ahora realizado tiene como objetivos asegurar la estabilidad del vertedero, evitar que una vez clausurado, sea una fuente de contaminación hídrica, eliminar una fuente de malos olores y posible foco de infecciones y paliar el impacto visual, integrando el vertedero en su entorno. Todo ello supone evitar riesgos para la salud humana y proteger el medio ambiente.

Los responsables de Medio Ambiente han añadido que con estas obras se han solucionado los problemas asociados a un vertedero de inertes y no peligrosos, como producción y fuga de lixiviados, malos olores, gases que aumentan el efecto invernadero, contaminación de aguas, inestabilidad de taludes, erosión del terreno y saturación del vertedero.



Igualmente, se evita la contaminación de aguas, tanto superficiales como subterráneas, suelos y medio atmosférico, se evita el riesgo de derrumbes por colapso de taludes y se ha restaurado el paisaje del entorno.

A partir de ahora, la Mancomunidad asume la responsabilidad del mantenimiento y vigilancia postclausura, durante un periodo mínimo de 30 años.

En este sentido, Juan Díaz, explicó que “se queda un espacio que podemos dedicar a ocio y esparcimiento y vamos a trabajar para ver qué utilidad podemos darle” y Marisa Medina pidió que “la zona se convierta en un espacio verde para el disfrute de los ciudadanos”, ya que se contempla la restauración paisajística.

Fernando Martínez Vidal y Francisco Algar han mostrado su satisfacción por los trabajos realizados y han agradecido la colaboración prestada por los responsables de la Mancomunidad de Los Pedroches a lo largo de todo el proceso, que se ha realizado con un contacto permanente entre ambas Administraciones.

Por su parte, Auxiliadora Pozuelo avanzó que desde la empresa de la Diputación, Epremasa, que ella preside se está trabajando para dotar a la zona norte de la provincia con un centro de escombros, servicio que dejó de prestar la Mancomunidad cuando cerró el centro de inertes ahora sellado, ya que existe el riesgo de contaminación por esparcimiento en los espacios públicos de esos escombros.


Fotos: RAFA SÁNCHEZ RUIZ

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada