Entrevista a José Pozuelo, presidente de APOAL

EMILIO GÓMEZ
POZOBLANCO


“APOAL ha ayudado a muchas

familias en la lucha contra el alcohol”

La Asociación Pozoalbense de Alchólicos Liberados (APOAL) celebra este fi n de semana el Día sin Alcohol y su aniversario. Son 25 años desde que la Asociación se constituyó aunque su recorrido es más largo. En 1982 se inició este movimiento perteneciendo a ACALI de donde se desplazaban para impartir la terapia. Ha pasado mucho ti empo de aquellos inicios donde José Pozuelo recuerda que los inicios fueron complicados.

El presidente de APOAL, José Pozuelo, en los estudios de Cope Pozoblanco. /REDACCIÓN


– ¿Cuándo empieza la Asociación?
– Pues celebramos el 25 aniversario de la constitución de APOAL aunque este movimiento comenzó en 1982.

– ¿Lo recuerda?
– Perfectamente. Yo tenía problemas con el alcohol y quería salir de ello como fuera. Escuché en la radio que había asociaciones que se dedicaban a esta enfermedad y me puse manos a la obra con la ayuda de mi mujer. Me atendió un médico excelente en Córdoba como Pedro Muñoz quien me dijo que en Pozoblanco había bastantes casos. No perdimos el contacto sino que pusimos la maquinaria a andar y mira han pasado 33 años del inicio de nuestra actividad.

– ¿Cuántos años tenía usted?
– Tenía 33 años y me decían que era de los más jóvenes. Hoy ves como hay chavales con muy poca edad que tienen grandes problemas con el alcohol.

– Iban a las casas a prestar asistencia , ¿verdad?
– Mira en aquel tiempo éramos llamados los borrachos que ya no consumían, que iban a las casas a intentar que se curaran gente que estaban metidos en el alcohol.

– En aquellos tiempos como está visto el problema del alcohol.
– Mal. No era visto como enfermedad. La gente perdía su trabajo por ir algún día bebido al trabajo y no tenía derecho a nada. En verdad el alcohol se lo lleva todo, trabajo, matrimonios y hasta la misma vida. Nosotros hemos trabajado en toda la comarca muy fuerte siempre. APOAL ha ayudado a muchas familias en la lucha contra el alcohol.

– ¿Es la peor droga?
– Sin duda. Es la peor droga del mundo. Es una pena pero hay muchos prisioneros del alcohol.

– ¿Qué se encontraban cuando iban por las casas a ayudar con el problema del alcohol?
– Pues vidas que estaban destruidas en ese momento y que cambiaron tomando un modo de vida saludable. Casi todos decían lo típico de “yo controlo”. El alcohol es el que lo controla y lo peor es que mucha gente no se da cuenta.

– ¿Cuesta trabajo ir a la Asociación para afrontar una terapia?
– Sí, mucho pero esconder el problema no lo soluciona. Es así. Tenemos un grupo de terapia fabuloso con Samuel, Isabel Mari y Laura. Es decir médico, trabajadora social y psicóloga. Está Juan Manuel que está haciendo una gran labor y todos los que han estado desde sus inicios. Los años que lleva esta asociación es por la colaboración de tantas personas que han hecho posible que esto salga adelante.

– ¿Le van a hacer un homenaje a usted y a su mujer?
– Sí, estoy muy agradecido del cariño recibido. Hemos sido y seguiremos siendo una gran familia en APOAL donde siempre ha reinado un gran ambiente a pesar de que evidentemente los tratamientos siempre son duros. Siempre quedan los momentos de convivencia que son muy hermosos. El homenaje se lo merece toda la gente que ha luchado en la Asociación y en todas las épocas.

– Me dicen que le ha dedicado mucho tiempo a la Asociación.
– Muchísimo. A quién le tengo que pedir disculpas es a mi familia. Le quite mucho tiempo a mis hijos para ponerlo al servicio de los demás. Con 8 ó 9 años se tenían que quedar con mi suegra y mis cuñados cuando íbamos de viaje. Nos hemos recorrido infinidad de sitios en la lucha que hemos tenido por sacar arriba la Asociación.

– ¿Muchas actividades este fin de semana?
– Este sábado tenemos una mesa coloquio donde se repasarán los 25 años de la Asociación y mañana nuestro día de convivencia. Hemos tenido un concurso de pesca y el de cómic.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada