Entrevista a José María González Ruiz, párroco de Santa Catalina

“Santa Catalina es una parroquia grande en todos los aspectos” 


ANTONIO MANUEL CABALLERO 
POZOBLANCO


El pasado miércoles se celebraba el día de Santa Catalina de Alejandría y en la parroquia de Pozoblanco del mismo nombre hubo una misa concelebrada. Aprovechando esta jornada importante para la Parroquia hemos hablado con el párroco, José María González Ruiz que lleva apenas cuatro meses al frente de este templo. Natural de Dos Torres, aquí llegó por encomienda del Obispo procedente de las parroquias de San Juan Bautista y San Isidro de Hinojosa del Duque. Su preocupación por el bienestar de la feligresía le ha llevado a colocar estufas y ha implantado la Catequesis el viernes por la tarde.

El párroco destaca la religiosidad de los pozoalbenses. /SÁNCHEZ RUIZ

– El 12 de julio fue su toma de posesión. ¿Le ha dado tiempo a conocer la realidad de esta Parroquia? 
– Todavía es pronto, siempre hay que esperar un año para verlo todo, ver el rimo habitual de la vida de la Parroquia y conocer todos los momentos que a lo largo de los doce meses tienen lugar. Estoy todavía enterándome de las cosas porque Santa Catalina es una Parroquia muy grande, con muchos feligreses y con muchas actividades. Pero, poco a poco, ya voy conociendo muchos detalles.

– ¿Qué parroquia se encontró?
– Una parroquia grande en todos los aspectos; de templo que es enorme, de feligresía que es muy grande y de muchas realidades que tiene y que el párroco afronta en el día a día.

– ¿Cómo son los parroquianos de Santa Catalina?
– Bueno pues creo que son buenos (sonríe). Es una feligresía muy bien formada, en la que se notan las manos de las Madres Concepcionistas y de los Salesianos y que tiene un gran deseo de vivir cristianamente. La gente se me va presentando pero no me puedo quedar con todos los nombres, pero nos vamos conociendo.

– ¿Cree que Pozoblanco es un pueblo de fe?
– Es difícil dar una visión global y sobre todo para mí que hace poco que he llegado. Desde luego que sí que es un pueblo religioso con muchas raíces cristianas y eso se nota. Hay muchos grupos y están las Hermandades pero también hay personas alejadas de la vida de la Iglesia. Personas que están bautizadas pero que no las ves por la Parroquia y gente joven o no tan joven que no viven su fe. Además, hay un dato objetivo que es la gran cantidad de bodas civiles que se realizan pudiendo contraer matrimonio en la Iglesia. Por ahí hay que seguir trabajando.

– Uno de los cambios muy visibles es la apertura de la iglesia por la mañana y por la tarde. Cuéntenos esa decisión. 
– Yo vengo de una Parroquia que estaba siempre abierta. El Papa Francisco defiende una Iglesia de puertas abiertas dónde podamos entrar todos en el sentido espiritual y material. Y son muchas las personas que cada día se pasan por aquí a rezar un rato, a encomendarse a las Imágenes de su devoción, como el Cristo de la Caridad que tiene muchas visitas y por supuesto las demás Imágenes. La Parroquia está por lo general abierta de 10.00 a 13.30 horas y unas dos horas antes de la misa de las 20.00 horas. También viene mucha gente de los pueblos o de visita a Pozoblanco y entran a conocer la Parroquia porque quizá la habían visto por fuera pero nunca habían entrado.

José María González está al frente de Santa Catalina desde el mes de julio. /SÁNCHEZ RUIZ


– ¿Se ha adecentado algo en el templo?
– Sobre todo se han acometido labores de mantenimiento y luego se ha dado más luz que es algo que a mí me gusta a la hora de las celebraciones como la eucaristía. Dijo el Señor hágase la luz y en eso estamos. El presbiterio queda un poco oscuro y habrá que ver con el tiempo una mejora en ese sentido o en la cúpula tan grande. Y luego en las cancelas de las entradas se ha puesto una luz más potente y se han pintado.

– Desde hace unos días, sobre todo desde que llegó el frío hemos visto también que ha buscado una fuente de calor.
– Sí, he puesto unas estufas pero quiero poner más cuando la economía lo permita. Hay muchos templos con calefacción en Pozoblanco como Concepcionistas, Salesianos o San Sebastián pero claro aquí en Santa Catalina, con lo grande que es, es imposible instalar un sistema de calefacción y la mejor opción es la de las estufas que ha ido muy bien en los sitios por los que he ido. Por lo menos un poco menos fríos se quedarán los pies de la gente que acuda a misa.

– ¿Acude a oficiar la misa en el Santuario de la Virgen de Luna? 
– Sí porque los cuatro meses en que la Virgen de Luna está en su Santuario se venía realizando la misa los sábados a las 17.00 horas por parte del párroco de Villanueva de Córdoba y yo contacté con él haciéndole ver mi interés en también oficiar la misa. Es un Santuario éste que jurídicamente pertenece a la Parroquia de Santa Catalina. Existe la Mayordomía que naturalmente corresponde a la Parroquia y a partir de ahí es una ermita y un lugar que pertenece a la Iglesia y lo que queremos es que todos podamos ir a rezarle allí a la Virgen.

– ¿Cómo se encuentran el resto de ermitas que dependen de la Parroquia? 
– San Gregorio y San Antonio están bien pero en Jesús de la Columna habrá que plantearse arreglar el tejado porque hay goteras y es un lugar que se usa mucho por la Adoración Nocturna a cuyos integrantes hay que agradecer la labores de mantenimiento. Y luego hay distintos grupos que lo utilizan o incluso los martes van allí a rezar.

– ¿Qué cambios ha introducido en la Catequesis?
– Bueno pues en casi todas las parroquias de la Diócesis hay catequesis entre semana y decidí abrir ese abanico de posibilidades para realizar la catequesis los viernes por la tarde. Porque hay muchos casos de familias que el fin de semana se van fuera. Aquí, la lástima es que no tengamos un lugar acondicionado para la catequesis y se ti ene que realizar en los bancos, ya que la zona alta de la Parroquia no está preparada para esta actividad y hace mucho frío. Además, no se puede realizar la Catequesis como hace 40 años y hoy en día necesitamos un espacio para proyectar vídeos o presentaciones de distintas cosas por ejemplo en un Power-Point.

– El edificio que hay entre las calles Mayor, Vicente Aleixandre y Doctor Rodríguez Blanco ¿podría ser un lugar adecuado para la Catequesis?
– Por supuesto, pero el edificio no reúne actualmente las condiciones para ser ocupado. El señor Obispo ti ene especial interés en aprovechar su uso y ya estuvo aquí el arquitecto de la Diócesis y se vio la necesidad de realizar un estudio para arreglar todo el tejado. Es un edificio protegido en el que hay que respetar una serie de pautas y lo más inmediato y urgente es arreglar y cambiar la cubierta. La realidad es que la Parroquia no cuenta con ningún local para actividades, y en el futuro este edificio podría ser un centro parroquial extraordinario. Es un inmueble heredado y propiedad del Obispado y esa Casa de las Obispas esperemos que pronto se pueda usar porque ofrece muchas posibilidades para la Parroquia.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada