Entrevista a José Ángel De la Casa, periodista deportivo

“El periodismo de antes era más familiar”


EMILIO GÓMEZ
POZOBLANCO

Era un 21 de diciembre de 1983, cuando José Ángel de la Casa cantó aquello de: “Señor, Señor, gooooooooooolllll, goooolll de Señor. El milagro del 12-1 a Malta se había conseguido”. Su grito prolongado de aquella noche quedará siempre en la memoria de los que lo vivieron en aquella televisión de entonces. Cantó el gol con todo su corazón y le salió aquel gallo que hizo la retransmisión más grande. Ha sido un periodista que por su sencillez siempre ha caído bien a todo el mundo dejando el protagonismo al espectáculo. Hoy ya está jubilado. Una de sus grandes pasiones es el golf. Le sirve para combatir un poco la enfermedad que padece. Un buen día, durante una retransmisión deportiva, sintió unos temblores en la mano derecha al sujetar el micrófono. Aquello le obligó a cambiarse el micro de mano y, después, a utilizar micrófonos de corbata para que no se notara los temblores. Años después le diagnosticarían párkinson. Esta semana disfrutó del golf en el Campo Cabeza Oliva después de analizar la actualidad del periodismo y el fútbol.

José Ángel De la Casa estuvo en Pozoblanco el pasado martes. /SÁNCHEZ RUIZ


– José Ángel. ¿Le molesta que le recuerden por aquél gol de Señor a Malta?
– No, me alegra que la gente me recuerde. A mí, no me gustaba escuchar mis narraciones pero esa la he escuchado muchas veces y me gusta por lo que supuso.

– ¿Cómo era la tele y el fútbol de antes?
– Más familiar, más próximo menos influenciado que hoy. La televisión era de dos canales. Lo que había. Ahora hay una oferta muchísimo más grande con todo más disperso y a veces la gente no saben ni por donde dan los partidos, también dan más encuentros. No obstante, las nuevas tecnologías han hecho que todo mejore, el fútbol, las tomas, la concepción. El fútbol antes tenía la ventaja de que era una cita obligada de la familia y los amigos.

– El periodista deportivo era menos forofo en su época que en la actualidad.
– Sí, éramos más cautos. No transmitíamos de qué equipo éramos. Ahora prima más ensalzar a un equipo o a un jugador pues algunos ponen la camiseta en la mesa. Ahora hay otras exigencias para estar en la primera línea del periodismo.

– ¿Cómo ha sido de feliz en la vida?
– Muy feliz. He tenido la enorme suerte de trabajar durante muchos años en algo que me gustaba y he disfrutado muchísimo de mi profesión. Estoy contento con los que he hecho. No me arrepiento de nada en mi vida porque me ha ido bien. – ¿Su experiencia más dura como narrador en TVE? – La final de la Copa de Europa en Heysel: Juventus-Liverpool con 39 muertos dentro del estadio. – ¿Usted tuvo muchos años a Michel? – Sí, Michel comentaba los partidos explicando perfectamente lo que sucedía en el campo. Recuerdo que un día tuve una reunión con Vicente Del Bosque quien estaba molesto porque Michel no defendía al Real Madrid. Yo le dije a Vicente que se equivocaba porque Michel no estaba en televisión para defender al Real Madrid sino para analizar los partidos.

– Lo de España a Malta fue el no va más, ¿verdad?
– Claro. Hacían falta once goles y nadie contaba de que Malta hiciera uno. Todo comenzó cuando Holanda le metió 6-0 a Malta. Los holandeses se descuidaron porque pudieron meter más goles pero jugaron de cara a la galería, jugando bonito, con taconazos. Estaban empatados a puntos con España con once goles de diferencia a su favor. Creyeron que eran suficientes en el partido. Tras el partido Holanda-Malta su técnico llegó al vestuario y preguntó que cuántos goles podían haberle metido a Malta. Unos quince comentaban los jugadores. Fue cuando cayeron en la cuenta de que España podía metérselos y dejarlos fuera como así fue.

– Y el partido enorme de España.
– Sí. Meter tantos goles no es fácil aunque el rival fuera Malta. Sucedió y tuvimos la fortuna de vivirlo.

– ¿Después de tantos años acompañando a la selección cuál ha sido el momento mas amargo que recuerda?
– La eliminación del Mundial de México en los penaltis frente a Bélgica y también la eliminación ante Italia en el Mundial de EE UU. Y por supuesto perder la final de la Eurocopa del 84 en París frente a Francia.

– Cuénteme el veto del Real Madrid a José Ángel de la Casa y al equipo de TVE.
– Fue por una acción muy recordada en un Atlético-Real Madrid. Buyo chocó con Futre y golpeó al colchonero Orejuela, pero fingió que el agredido fue él y el jugador atlético fue expulsado. Nadie vio nada en el campo y en la tele. Sin embargo, en la redacción de TVE, el cámara más despistado dijo que tenía esa acción del partido donde Buyo agrede y luego simula. El Comité sancionó a Buyo por esa toma de TVE y el Madrid nos vetó durante un tiempo.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada