Entrevista a África Villén, fotógrafa

“Me gusta que en mis fotografías haya dulzura y belleza” 


EMILIO GÓMEZ 
POZOBLANCO


Las fotografías de África son diferentes, muy suyas. Sus obras presentan situaciones con una estética romántica, con un halo de ternura y fantasía que consiguen contar historias y expresarse a través de su objetivo. Desde que era pequeña África ha vivido con la imaginación. Con sus hermanas inventaba nuevos juegos, preparaba “performances” con historias que a ellas mismas se le ocurrían. Este fin de semana está participando en el Photofestival de Mijas, un festival de fotografía donde acude con quince compañeros más.

África Villén es la protagonista de la obra "Antepasados" de la propia autora. 


– ¿Con qué acude al festival de Mijas? 
– Con muchas ganas y mucha ilusión de volver a ver a mis compañeros y sobre todo de vivir una experiencia como ésta. Llevo conmigo una fotografía, la cual es muy representativa de mi trabajo. Se trata de la representación del cuento “Ricitos de oro” que todos conocemos, en concreto la escena en la que Ricitos se toma el desayuno de los tres ositos. Está tomada en Torrecampo con una modelo guapísima.

– ¿Qué es la fotografía creativa? 
– El término creativa fue dado por la fotógrafa Leila Amat en la que decía que no existen barreras para la imaginación. Un elemento principal de esta son los sentimientos y las emociones, es decir, es un tipo de fotografía que permite al fotógrafo expresarse de una manera muy personal. El uso de las nuevas tecnologías y los programas de edición ayudan mucho a la hora de crear escenarios o situaciones que en la realidad no estarían.

– ¿Eres una buscadora de la belleza? 
– Se puede decir que sí. Me gusta que en mis fotografías haya dulzura y belleza, es algo que va conmigo. Me gusta mucho que en mis fotografías haya delicadeza y fragilidad, se trata de mi forma de ver al mundo y al ser humano en concreto, como algo frágil y en ocasiones inocente.

– ¿Qué es para ti una cámara? 
– A parte de mi herramienta de trabajo, para mi es una compañera, somos un equipo allá donde vayamos y es la que me permite a mirar el mundo de otra manera. En ocasiones me gusta mirar a través del visor a escondidas, porque parece que estás viendo sin que te vean y de esta manera observa el mundo de una forma completamente distinta.

"Sin identidad"

– ¿En qué época te gustaría vivir? 
– Sin duda en la Edad Media, fotográficamente hablando me gusta mucho la estética, las vestimentas…. Este periodo es de los que más me inspira. De pequeña siempre me gustaban las películas ambientadas en esta época, creo que estas películas también ayudaron a que me gustase.

– Te gusta vestir a tus personajes en tus retratos. ¿Desde cuándo? 
– Me encanta vestirlos, comencé en el momento en que la fotografía creativa llegó a mi vida. Al principio solo contaba con un par de vestidos, faldas y otros ropajes que iba encontrando por casa, pero poco a poco te vas haciendo con vestuario, en viajes, regalos o salidas específicas para ello. En mis fotografías es muy importante esta parte, ya que ayuda a ambientar el escenario.

– ¿Del pasado sólo nos quedan las fotografías? 
– En mi opinión no. En el caso de las personas, siempre he dicho que una persona no muere si no se la olvida, es decir, si nosotros seguimos teniendo a esa persona en nuestra mente y nuestro corazón, seguirá viva para nosotros. Las fotografías nos ayudan a recordar cómo eran, como miraban o como sonreían. Otras artes también pueden llevarnos al pasado, como la música.

– ¿Dónde radica el misterio de tus fotografías? 
–Pienso que el misterio está en la curiosidad y en buscar un nuevo sentido, tanto por mi parte como por la del espectador. En la mayoría de las ocasiones hago fotografías aparentemente sencillas, claras de entender, pero si el espectador quiere, puede buscar significados que harán su mente divagar entre un sinfín de temas. En otros casos, hay fotografías (de estilo cinematográfico) que representa una acción en medio de una escena, con estas pretendo que el que la ve piense que hay antes y después de la fotografía, es decir, qué sucedió y qué sucederá, este es el caso de “Los girasoles muertos” y de “cara a cara”, fotografías que están entre mis favoritas.

– ¿Cómo se captura el alma de las cosas y personas? 
–Sin duda, mirando más allá, es decir, no ver simplemente un objeto o un modelo. Hay que pensar en ¿cómo ha llegado ese objeto ahí? ¿Cuál ha sido su vida? ¿Qué ha vivido el modelo? Personalmente, siempre que voy a fotografiar a alguien (tanto artística como profesionalmente) me gusta antes charlar con tranquilidad con esa persona, saber cómo es, cuál ha sido su viaje hasta ese momento, de esta manera puedes entenderla mucho mejor.

– ¿La fotografía más sensual que has realizado?
– En mi opinión es “Broken”, en la que aparezco de espaldas sentada en una silla con un vestido abierto hasta la cintura, en ella, mi espalda está resquebrajada, como si se estuviera rompiendo.

"Broken"

– ¿La más rara?
– Es complicado, hay personas que me han dicho que la mayoría de mis fotografías son raras. Aunque yo me decantaría por “Un parto inesperado”, fotografía perteneciente a la exposición “Sueños” en el que aparece un hombre dando a luz.

– En muchas de tus fotos estás tú. ¿Cómo haces los autorretratos? 
– Con mucha paciencia. Tienes que colocar la cámara en la posición que quieres, enfocar, y hacer cientos de fotos hasta que sale como quieres, es complicado, pero cuando consigues el resultado, merece mucho más la pena el esfuerzo.

– ¿A qué personajes seleccionarías para una foto? 
– No sé si personajes es la palabra, pero como ya llevo haciendo desde hace algún tiempo, uso en su gran mayoría al género femenino como modelos de mis fotos. Para mí, la mujer es un elemento que hace que la fotografía adquiera mucha más belleza.

– Imagina un reino maravilloso. ¿Qué fotografía tendría? 
– Sin duda sería un bosque, con árboles altos, muy frondoso, donde entre cada tronco hubiera una historia ocurrida. No tiene por qué ser de cuento de hadas. Los bosque me inspiran mucho misterio y como amante del cine y novela negra, se me ocurren siempre cientos de ideas y “casos” que pueden ocurrir en un bosque.

– ¿Qué fotografía haría de la Navidad? 
– Siempre he querido hacer una fotografía en la nieve, muy al estilo “La reina de las Nieves” o “Juego de Tronos” jugar un poco con el espacio en blanco, creando contraste con la figura.

– ¿Cuál es su temática principal? 
–No me gusta tener siempre una misma temática, ya que entonces caería en monotonía, me gusta cambiar, que cada fotografía cuente algo distinto. Aunque elementos comunes que suelen haber en mi trabajo son el misterio, la angustia, el romanticismo en varias vertientes, etc.

– ¿Cuántas exposiciones lleva ya? 
– Desde que empecé en la fotografía he podido realizar un total de 14 exposiciones, tanto colectivas como individuales.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada