Correr es de valientes

EMILIO GÓMEZ 
POZOBLANCO



Este sábado 300 vallesanos correrán
la Media Maratón de Córdoba


Corredores en las inmediaciones de la Cruz de la Unidad de Pozoblanco./ REPORTAJE: SÁNCHEZ RUIZ

Correr está de moda. Es una locura que invade pueblos y ciudades. Gente corriendo para todos lados. Una “droga sana” que ha sacado a la calle a personas de todas las edades y de todos los pesos. Hombres y mujeres. Se han probado a sí mismos y a su propio cuerpo que poco a poco le ha ido respondiendo. Queman grasa, liberan emociones y curan su alma. Pasión por el running. Este sábado 300 vallesanos estarán en la media Maratón de Córdoba. A todos le ha cambiado la vida este bendito deporte. Tenían una vida antes de correr y otra muy distinta. Esto engancha dicen los que lo han probado. Van vestidos de naranja la gran mayoría y van de aquí para allá. Se saben ya los caminos de toda la zona norte. Para ellos es una aventura liberadora salir a correr. El “no puedo” ya no existe en su agenda. Salen, corren, se superan, se abrazan cuando llegan a la meta. Una forma de vida y una de las experiencias más increíbles que han tenido en sus vidas. Han adquirido un compromiso deportivo del que no pueden separarse. Lesionarse y estar semanas sin correr es un suplicio para ellos. No se olvidan de sus inicios, fue un revulsivo para sus vidas. Los días de la carrera son una celebración. El espíritu de superación une mucho.




JUAN JOSÉ REDONDO
43 años. Su reto es correr cada día un poquito más. 
“Mi objetivo es correr pronto el maratón,
la media se me queda corta”

Juan José dice que el próximo reto después de la media de Córdoba de hoy será el Maratón. Está dándole vueltas a la cabeza como conseguirá llegar a la meta tras 42,195 kilómetros “es un objetivo que espero que no sea a largo plazo”. Sale martes y jueves con Nico “hacemos una tirada de 8 ó 9 kilómetros y luego el domingo donde doblamos”. Juan José se crió siempre estando rellenito pero el running le ha hecho quitar toda la grasa que le había acompañado durante tanto tiempo.




BEGOÑA GARCÍA 
38 años. Correr le sirve para ver las cosas desde otra perspectiva.

“Veía a la gente corriendo y eso me llamaba mucho la atención” 

Empezó a correr hace poco más de un año en un curso de running. Antes le había llamado mucho la atención ver a la gente corriendo pero no se decidía. A los seis meses de empezar con el running, ya estaba corriendo la Media de Madrid.

Para Begoña correr es una liberación “a mí me sirve de terapia, me libera del estrés que tengo en mi trabajo, del sedentarismo, ves la vida desde otra perspectiva”. Lo suyo con el running fue un flechazo cuando en la primera clase completó los cuatros kilómetros “supe que seguiría corriendo cuando llegué a mi primera meta”. Tuvo tal satisfacción que ahora cada día le hace falta salir, “es que lo necesito, estoy atrapada por este deporte”.



NICOLÁS RUBIO 
43 años. Ha perdido 20 kilos desde que practica este deporte.
“La primera vez que salí aguanté cien metros” 

Todo comenzó para Nicolás como una aventura que no era otra que la de bajar los 101 kilos que tenía. La primera vez mi pensamiento era “no puedo”. Trotaba como un caballo viejo “lo pasaba mal pues solo aguanté apenas cien metros corriendo”. Su primo Juan José, con el que todavía sale a correr, le fue echando un cable hasta que poco a poco fue ganando metros y perdiendo kilos. Ni se imaginaba que pudiera correr una media maratón. Jamás se había planteado la posibilidad de participar en una carrera de ese tipo “es algo grande no solo porque haya perdido 20 kilos sino porque te sientes bien contigo”.

No hace dieta ni se ha quitado de la cerveza “quema mucho salir a correr pues yo como mucho y también hago algún que otro maratón de cervezas”. Ahora su obsesión es sumar kilómetros y kilómetros “más kilómetros, eso es lo que me pide el cuerpo”.



MARÍA JESÚS CARDADOR 
45 años. Correr le produce una profunda satisfacción.
“Combino el running con el yoga” 

Un día supo que aparte del gimnasio había otra forma de hacer deporte. Era el running, un deporte que le tenía guardado uno de sus grandes desafíos. Ya lleva unas tres medias maratón. Disciplinada, constante y devoradora de kilómetros. Dice encontrarse “muy bien, con mucha energía”. El yoga es otra de sus pasiones “lo combino con el running”. Fue superándose así misma corriendo ahora lo tiene claro “es como si lo necesitara, me hace falta”.



MODESTO SÁNCHEZ 
50 años. Un presidente feliz que ha visto como poco a poco el club se ha llenado de gente corriendo.
“Si sales cuatro veces seguidas a correr, te enganchas” 

Dicen que es el admirador de todos, el que transmite las fuerzas que se necesitan para salir a correr invadiendo las calles. Él empezó hace varios años. Recuerda la primera carrera que hizo “fue en la carrera de Reyes, el día de antes me había acostado a las cinco de la mañana, no solo no iba preparado sino que venía de una noche de marcha”. Cambió su manera y hasta su forma de vivir “antes me gustaba salir pero más de aparcería y mira me apasionó este mundo hasta el punto que pronto formó parte de mi vida”.

Es el presidente del Club Maratón Pozoblanco “empezamos con 40 socios y ahora tenemos casi doscientos”. Los socios son muy activos porque corren todos. Le duele no poder correr la Media “iré de animador, tengo una lesión y no puedo correr”. Es algo que le duele pues para él era un reto, una profunda satisfacción. El secreto está en la constancia “le empiezas a ver la punta cuando sales cuatro veces seguidas pues no vale salir un día y no venir al día siguiente”.



No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada