Sigue creciendo la oferta de inmuebles en Los Pedroches y la demanda cayendo

MIGUEL CARDADOR LÓPEZ
(Presidente-Editor)


Nos acercamos a la terminación del año 2015, y han pasado ya ocho años desde que comenzara la crisis en general y el pinchazo de la burbuja inmobiliaria en particular. La mayoría de los expertos vaticinaban que la misma duraría unos cuatro o cinco años y que a partir de ahí se experimentaría una recuperación notable. Bueno, pues la verdad es que se han equivocado, ya que aún estamos en caída de precios.

Centrándome en nuestra comarca, podemos decir que Pozoblanco, el pueblo más grande de los 17 municipios, apenas tiene movimiento de nueva construcción, ya que aunque los solares y casas viejas han experimentado una bajada media de un 25% desde 2008, los impuestos generales por urbanizar han subido, lo cual hace que el costo final del producto resulte superior al precio de venta de mercado actual. En referencia a la venta de inmuebles de segunda mano (pisos, casas, cocheras, locales, etc.), puedo decir sin temor a equivocarme que en total hay más de 300 a la venta ya que, aparte de los letreros que todos vemos con el consabido “se vende”, hay otra parte de propietarios interesados en vender que no tienen puesto ningún letrero.

En Pozoblanco ha quedado como zona más atractiva, y con ello la más cara en lo referente a locales comerciales, la zona del bulevar de la avda. Vva de Córdoba, la primera parte de la avda. Marcos Redondo y la calle Mayor. Pierde algo de valor la calle Real y las adyacentes a la misma. También ha habido variaciones entre el precio de venta de un local de los mencionados y su alquiler, ya que el porcentaje normal de rentabilidad antes estaba en la media del 5% anual. Ejemplo, si un local se vendía por 300.000 euros, la renta anual de alquiler estaba en 15.000 euros al año, impuestos aparte. Pero la realidad es que en la actualidad la media de rentabilidad está en un 3’8%.

Si hablamos del precio de alquiler de vivienda, la rentabilidad baja hasta el 2´5% debido a la gran cantidad de oferta que existe.

¿Va a mejorar todo esto si lo enfocamos desde el punto de vista del propietario?, yo modestamente me atrevo a decir que no, basándome en que la población de la comarca va a ir lentamente perdiendo habitantes, y Pozoblanco se mantendrá en un arco de 17.000 a 18.000 habitantes en los próximos años, con lo cual la demanda será muy baja, mientras que la oferta seguirá creciendo.

Villanueva de Córdoba e Hinojosa del Duque están en la misma tesitura, proporcional a sus habitantes, y con una diferencia de un 38% de precio menor con respecto a Pozoblanco.

El resto de pueblos sólo tienen como alternativa la adquisición de segunda vivienda por parte de sus nativos que viven fuera de Los Pedroches.

Lo peor que puede ocurrirle al propietario de un inmueble que quiere vender es el identificarse tanto con él que le implique en el precio su parte o carga sentimental, porque eso deriva en poner un precio más elevado que el de mercado actual, perdiendo al final la oportunidad de hacer la operación. Pasarán meses e incluso años para que pueda venderlo, y al final con un precio mucho menor del que pensaba.

La palanca que haría reactivar este sector (y seguramente los demás) sería el aumento del empleo con la creación de puestos de trabajo dignos, ya que con ello se conseguiría aumentar la población tanto de pedrocheños (que no se verían obligados a marcharse) como de inmigrantes, tal y como ocurrió con los años que precedieron a la crisis.

Creación de puestos de trabajo, ese tiene que ser el principal empeño para el que se deben aplicar tanto las administraciones como todos los estamentos y colectivos que puedan de alguna manera con su iniciativa favorecer el empleo, con políticas y actuaciones que incentiven y favorezcan la contratación o el autoempleo.

La actividad inmobiliaria sigue desinflándose, lo que hará que en los próximos años el precio siga cayendo en el 90% de los inmuebles de nuestro pueblo, y a pesar de que el precio bajará un 20% con respecto a los actuales, la demanda apenas se notará por el incremento de la oferta. Por tanto, se advierte una prolongada tendencia favorable para los potenciales compradores e inquilinos y por el contrario una tendencia desfavorable para los potenciales vendedores y propietarios.

Así que os recomiendo, si me lo permitís, que si vosotros sois de los que queréis vender un inmueble, además de dar facilidades de pago en tiempo, pensad bien el precio del mismo y exigid uno que sea justo y razonable, ya que de los 10 ó 12 que llamarán tan sólo uno estará interesado, y al comprobar que el precio está por encima no volverá a llamar, perdiendo con ello la oportunidad de haber hecho caja.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada