El nuevo Mercado de Abastos que está por llegar

EMILIO GÓMEZ 
POZOBLANCO


Uno de los proyectos más importantes del equipo de gobierno es la remodelación del Mercado de Abastos. Para muchos jóvenes, el mercado es un sitio viejo que apenas frecuentan en sus compras. Fue un gran mercado hace unas décadas. El bullicio que caracterizaba al mercado ha dejado paso al silencio tras el cierre de muchos de sus puestos. La feroz competencia de las grandes superficies lo ha condenado demasiado a pesar de ser uno de los sitios emblemáticos de Pozoblanco.

Además de esa competencia y las dificultades económicas, los comerciantes se enfrentan a otro problema que trunca el futuro de los mercados tradicionales; la ausencia de relevo generacional. La clientela que frecuenta el mercado es mayor, de los 50 , 60 y 70 años. Es una pena que se pierda la costumbre de comprar aquí pues el trato directo con los tenderos y las conversaciones que se formaban en las colas formaban parte de la rutina diaria. Además los productos tienen mucha calidad y el precio está muy bien.

Pero eso quedó atrás. Hubo un tiempo en el que se despachaba de todo cuando todo estaba completo de puestos y se preguntaba habitualmente ¿quién es el último? Se encontraba de todo y productos frescos. Se cogían esa mañana los tomates, pepinos y verdura de la huerta y se llevaban al puesto del mercado. En la carnicería se compraba la carne recién matada con esos chuletones grandes y los pescaderos iban por la mañana temprano a por el pescado para que estuviera tempranito porque el puesto tenía que estar abierto. Recuerdo las cajas redondas llenas de sardinas saladas, expuestas en los puestos. Los lazos se estrechan íntimamente en el mercado, donde las sagas de comerciantes se perpetúan con los años y había una relación directa entre vendedor-consumidor. Para mucha gente era una distracción ir al mercado por la mañana.

La remodelación del Mercado de Abastos de Pozoblanco es uno de los proyectos más importantes del equipo de gobierno. /SÁNCHEZ RUIZ


Hoy en día, el mercado ha perdido puestos y quizás le ha hecho falta esa renovación que ahora se busca. No obstante, conserva puestos con fruta, verdura, carne y pescado de primera calidad. Pese a que muchos coinciden en que el futuro de este tipo de comercio tradicional es incierto, consideran que no todo está perdido. En Córdoba también parecía que esta forma de comprar terminaría y triunfaron con el Mercado de la Victoria, en pleno paseo. En él se puede conocer la rica gastronomía de Córdoba y adquirir los productos de la tierra. Este mercado gastronómico y de ocio, ocupa la antigua Caseta del Círculo de la Amistad y está siendo un éxito. Decía Hemingway “lo primero que hago al llegar a un país que no conozco, es acudir a su mercado más popular para saber de qué se alimenta la gente que vive allí”.

La concepción de los nuevos mercados es que no solo puedas comprar allí unos chuletones, solomillo de lomo o un ‘pescao’ fresco, sino que te los puedas comer allí con un vino estupendo. Es abrir el mercado. Ahora, junto a los puestos de toda la vida, se levantan escaparates con las últimas tendencias gastronómicas en forma de rincones gourmet, gastrobares, y lugares de ocio que acompañan dando vida a este lugar. Un mercado como los de antes pero al estilo de ahora.

El Ayuntamiento de Pozoblanco ha abierto un concurso de ideas para mejorar la imagen del mercado con una remodelación costosa en la que tendrá que dotarlo de un mejor aparcamiento facilitando el estacionamiento y mejorar el entorno y sus accesos, recuperando nuevos espacios para la ciudadanía. De nada vale que las instalaciones sean buenas si no se le acompaña de un concepto nuevo. El mercado debe de dejar de ser ese lugar frío para ir abrigado. Tiene que ser un lugar cálido y atractivo entre fogones, tapas exóticas y platos cocinados deliciosos. Un mercado gastronómico que sea un lugar de encuentro para el que va a comprar y a degustar nuestra cocina tradicional sobre todo los fines de semana.

El mercado será lo que los tenderos, comerciantes y hosteleros quieran que sean. Los tiempos han cambiado y lo que valía ayer no tiene valor ahora si no le das el cambio o el toque que los nuevos tiempos demandan.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada