El cementerio municipal, rebosante de flores, listo para el Día de Todos los Santos

ANTONIO MANUEL CABALLERO 
POZOBLANCO


El cementerio municipal Nuestra Señora de los Dolores de Pozoblanco vive estos días una actividad frenética, con cientos de familiares que han acudido a limpiar y adecentar el lugar donde reposan sus seres queridos.

Desde el Ayuntamiento también se ha reforzado la limpieza de las instalaciones. En ese sentido, el concejal responsable del servicio, Manuel Cabrera, ha explicado que aunque el mantenimiento se realiza durante todo el año, en estas fechas en la que las visitas al campo santo se multiplican notablemente se ha realizado una limpieza integral y se ha pintado el recinto.

La principal novedad en este año es que habrá personal del Ayuntamiento en la entrada con un registro por si alguna persona no recuerda el lugar exacto dónde se encuentra enterrado algún familiar o conocido y de esa manera y a través de la consulta podrá conocer el exacto emplazamiento.

Se han colocado casi 200 plantas en la entrada y por los pasillos. /REDACCIÓN

Igualmente, se han colocado contenedores en distintos lugares y al respecto el concejal ha hecho un llamamiento a todas las personas que acuden a colocar flores para que no dejen restos ya que para ello están preparados los contenedores y las papeleras. “De esta manera contribuiremos todos a mantener el cementerio limpio, ahora que también vendrán personas desde fuera”.

Por otra parte, ayer viernes se han colocado casi 200 plantas, fundamentalmente crisantemos y margaritas en la entrada y por todos los pasillos.

En esta ocasión, las flores no están en macetas sino que se han sembrado y permanecerán en el tiempo “embelleciendo este lugar”.

Igualmente, se ha pintado la capilla dónde cada tarde durante este mes se rezará el rosario y dónde se encuentra la imagen de la Virgen de los Dolores.

Manuel Cabrera ha explicado que se han limpiado los candelabros y sobre la petición realizada por algunos ciudadanos para que se restaure la imagen ha explicado que una vez que se ha comprobado que esta talla de madera es municipal se acometerá su restauración porque se encuentra en muy mal estado.

En caso se que fuera necesario se habilitaría como espacio para aparcamiento el recinto situado enfrente correspondiente al antiguo supermercado.

Manuel Cabrera ayer en la entrada del cementerio con las nuevas plantas sembradas. /REDACCIÓN


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada