Desde mi pupitre... Se acabó lo bueno...

CARLOS ENCINAS RANCHAL
(Estudiante de 4º ESO)


Un año más hemos vivido una nueva feria de nuestra Señora de las Mercedes, otra feria más, como colofón de otro verano más, porque en nuestro pueblo tenemos la suerte o la ventaja de que hasta que no pasa la feria no acaba el verano y un nuevo curso que comienza, también pasada la feria.

Hasta que no pasan estos días no damos por zanjadas las vacaciones, vivimos la feria con gran expectativa, deseando que llegue para disfrutarla al máximo.

Quizá este año haya sido la primera feria que he vivido como adolescente. En las anteriores tenia otra visión, otra ilusión, ahora ya puedo llegar más tarde... Disfrutar más con los amigos, y lo he pasado muy bien pero me he dado cuenta que para muchos la feria pasa sin darse ni cuenta porque de he llegado a la conclusión de que los jóvenes estamos dejando de saber divertirnos, nos dan oportunidades y no las aprovechamos y estamos poniendo el alcohol como única manera de diversión... No queremos darnos cuenta de que estamos poniendo en peligro nuestra salud y tenemos que ser nosotros mismos de manera individual quienes pongamos freno a esa situación ya que tengo la sensación de que esto es una marea que nos arrastra a todos los jóvenes.

Lejanos quedan ya casi olvidados los largos y ociosos días de verano, días en los que faltaban horas para hacer todo lo que durante el curso no he podido y en los que he vivido experiencias que nunca olvidare y que me acompañaran durante toda mi vida.

Y casi sin darme cuenta me he visto rodeado otra vez de nuevos libros, la mochila que casi no recordaba donde la tenía guardada, lápices, folios, mi violonchelo, y la realidad me ha descubierto que estoy inmerso en un nuevo curso.

Los primeros días se viven llenos de ilusión, emociones, al descubrir nuevos profesores, nuevas asignaturas, nuevos compañeros y sobretodo con muchas ganas de trabajar.

Estos días hay aprender a reorganizarse, plantear las horas de estudio e intentar compaginar con otra serie de actividades extraescolares y alguna que otra de ocio o relax y de nuevo vuelvo a tener la sensación de que me faltan horas del día y días de la semana.

Un nuevo curso que para mi es bastante decisivo ya que es el ultimo de la ESO y el próximo año tendré que decidir según las asignaturas que elija parte de mi futuro.

Ahora a ponerse las pilas y aunque se que es duro estudiar todos los días, dormir poco, madrugar mucho y pasar muchos nervios, me reconforta la idea de pensar que si trabajo y renuncio a parte de mi bienestar pronto llegara de nuevo el verano y podre disfrutar del sol, los amigos, la familia, sin pensar en nada más.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada