Notable juego de los toros de Jaralta, en San Martín de Valdeiglesias

MIGUEL CARDADOR LÓPEZ
(Presidente-Editor)

En la localidad madrileña, se lidió una corrida bien presentada y al mismo tiempo complicada, de la ganadería pozoalbense de Jaralta.

El torero Manuel Escribano, pudo salir a hombros, pero en su primer toro, perdió la oreja al fallar repetidamente con la espada. En el segundo, hizo faena aseada, que culminó con el estoque de matar y sirvió al sevillano para cortar un apéndice.

El murciano Paco Ureña, aunque no corto ninguna oreja, desarrolló un toreo de notable calidad y valentía, ante sus dos enrazados cornúpetas, siendo correspondido por el público con una gran ovación en el primero y palmas en el segundo.

Cerraba la terna, Juan del Alamo, que en su primer toro, cortó una oreja de mucho mérito, basado en la raza y el poder del diestro, que culminó con una fulminante estocada. En el que cerraba plaza, lo más destacado fue el toreo a la verónica y mato bien, lo que le valió para ser despedido con palmas.

En definitiva buen festejo taurino, donde los toros y toreros, tuvieron una notable actuación, estando a la altura de una plaza de primera, pudiéndose haber cortado más trofeos, si no hubiese sido por el fallo con la espada, de los tres diestros.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada