El Pozoblanco visita este domingo al Puente Genil de Juanmi Puentenueva

EMILIO GÓMEZ 
POZOBLANCO

Que no cunda el pánico.

Mala cosa es esa cuando se pide paciencia. Señal de que algo va mal. El Pozoblanco espera encontrar una victoria que haga cambiar su situación. De momento, ha mostrado poco en pretemporada, menos en la liga y el futuro sigue en el aire. Para colmo mañana juega en un campo complicado como es el Manuel Polinario “Poli” de Puente Genil. Cosas de fútbol, Poli fue técnico del Pozoblanco siendo pontanés y ahora Juanmi Puentenueva es entrenador del Puente Genil siendo pozoalbense. En este deporte los cromos se cambian y los dados se echan. La suerte. Eso es vital. El Pozoblanco la ha perdido hace tiempo, desde la recta final de la campaña anterior.

Nadie dijo que esto fuera a ser fácil. La liga ha arrancado y parece ser que va a tener a mejores rivales.

Todos se pelearán por estar entre los ocho primeros. Pocos serán los elegidos. Pozoblanco y Villanueva saben que tienen que estar dentro.

Estar en una liga provincial sería descender a los infiernos y de categoría. Dos categorías por debajo de la Tercera el Pozoblanco es algo que no se ha producido casi nunca. Es mucho lo que hay en juego este año con el nuevo sistema de ascenso.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada