El Grupo Teatral “Jara”. Made in Pozoblanco

JUAN JESÚS FERNÁNDEZ RUIZ
(Panalo)

Cuando los Gobernadores del Estado de los Pedroches, nombrados por el Rey, decidieron a finales del Siglo XVIII trasladar la capitalidad de las Siete Villas de los Pedroches de Torremilano a Pozoblanco, nuestro pueblo hacía más de un siglo que era el corazón comercial de la comarca. Su historia y fama de ciudad bien abastecida y en la que se podía comerciar legalmente con todos los productos que existían en el mercado nacional, ya fueran autóctonos o de ultramar, se encontraban en las tiendas de Pozoblanco. El Catastro de Ensenada, las Actas Capitulares y el Archivo de Protocolos dan fe de ello.

Comienza su andadura (frase que suena a comienzo de currículum de certamen de bandas) el año 1978. Formado por un grupo de jóvenes capitaneados por el sacerdote salesiano Lorenzo Santacruz, con “La Guerra y el Hombre”. A continuación le siguen “Striptease” y “En Alta Mar”. Ya en 1979, “Pic-Nic” y “Madre, el Drama Padre”, para finalizar la década con “Nuestra Natacha”.

En Mayo de 1980 fallece el hasta entonces director del grupo Lorenzo Santacruz. Los integrantes de la incipiente “troupe” deciden continuar desligados ya del Colegio Salesiano. Llegan a usar el antiguo Teatro Pósito donde se estrena “El Lugar donde Mueren los Mamíferos” con representaciones hasta en Palma del Río.

“Jara” organiza jornadas de Cine y Teatro, primero en el teatro del colegio Salesiano y posteriormente en el Teatro San Juan de Pozoblanco. Siguen las representaciones con obras como “Noviembre y un poco de Yerba”, “Ñaque o de Piojos y Actores” y “Pluft el Fantasmita”.

Podemos imaginar dónde se representaba en los pueblos en los que no existía teatro y cómo se realizaban los desplazamientos y el transporte del atrezo. El grupo hizo una gira de una semana el verano de 1982 por pueblos de Almería y Murcia, llegando a representar subidos en lo alto de un camión.

Se produce un parón debido principalmente a la imposibilidad de compaginar la actividad teatral con el trabajo o con los estudios de los componentes.

En 1994 el grupo entra a formar parte del Grupo de Teatro de la Asociación de Hermanamiento “Le Mee sur Seine” de Pozoblanco, representando “Comoedia”, “Historia de Una Escalera”, “El Enfermo Imaginario”, “Las Bicicletas son para el Verano”, “La Venganza de la Petra” y “El Florido Pensil”.

A continuación, ya en el año 2002, el grupo de teatro de la Asociación se separa de la misma y retoma el antiguo nombre de Grupo teatral “Jara”, que comienza una nueva etapa representando obras como “Los Árboles Mueren de Pie”, “Los Intereses Creados”, “Venecia” o “La Cena de los Idiotas”.

En 2006 tiene lugar un acontecimiento cultural de capital importancia en nuestro pueblo, la inauguración del Teatro “El Silo”. El estreno de este espacio por el grupo se realiza con la obra “Bodas de Sangre”, magistralmente interpretada por todos los actores y dirigida por Miguel Ángel Cabrera. Después se pone en escena “La Farsa de Maese Patelín”.

En el año 2008, el grupo celebra el 30 aniversario de su fundación editando una revista en papel del bueno, con buen gramaje, buena textura y buen articulaje (giro argentino), de la que hemos sacado casi toda esta información ya que la memoria del que suscribe no da para tanto. Se estrena “Un Tranvía llamado Deseo” y se repiten dos obras más de las anteriores para celebrar el evento. Posteriormente, el grupo ha representado en El Silo “La Estanquera de Vallecas”, “Aquí no Paga Nadie”, “La Moderna Celestina” (cuya autora es Marisa, una componente del grupo) y una obra que se llamó “Evolución” con la que volvimos loca a la SGAE ya que contiene fragmentos de tres obras diferentes. Para este año, el grupo tiene previsto representar “El Sueño de una Noche de Verano”. Esperamos que el público disfrute de la misma tanto como de las anteriores.

Los pregoneros de la feria de este año serán los componentes del grupo Jara, Rosa Mari García y Antonio Arroyo, ambos “alma máter” de la compañía.

No decimos más por falta de espacio, de tiempo y de capacidad para escribir, pero creemos que la labor cultural del grupo, si no genial, ha sido y es fenomenal. Con esta conclusión concluyo ya que todo final termina cuando se acaba. Esta frase si no es de Shakespeare es de Miguel Ángel Cabrera. No se sabe.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada