Una plataforma pide el regreso del sacerdote Ignacio Mora denunciado por abusos

EMILIO GÓMEZ 
LOS PEDROCHES

Un grupo de vecinos de las localidades de Villanueva del Duque, Villaralto y Fuente la Lancha han creado una plataforma como muestra de apoyo al párroco Ignacio Mora Vilaltella, detenido a finales de abril tras presentar unos padres una denuncia por presuntos abusos sexuales a una niña en Villanueva del Duque, donde ejercía el sacerdocio. Han comenzado con una campaña de recogida de firmas con el fin de mostrar su confianza de los feligreses en la inocencia del cura, basada tanto en el conocimiento de su persona como de los hechos acaecidos según relatan desde esta plataforma.

En relación a su nombramiento como párroco de Espiel, la plataforma dijo comprender la reacción en contra que puede suscitar entre los vecinos, pues “no tienen información sobre el proceso judicial en que se encuentra inmerso y desconocen la persona del sacerdote que se le asigna”, del que ellos se ofrecieron a “dar referencias”. Los vecinos de estas tres localidades de Los Pedroches solicitaron que se agilice todo el proceso judicial para que cuanto antes se esclarezcan todos los hechos.

Además, según la plataforma, la “mejor solución” sería la reincorporación del imputado a sus localidades para que “en colaboración con el párroco actual y debido a la gran cantidad de trabajo que hay en las parroquias siga desarrollando su labor pastoral y pueda permanecer en ellas, al menos, hasta que el proceso judicial concluya”.

Según su portavoz, Julio López, la plataforma ha surgido ahora por la “sensación de indignación” que ha vuelto a cundir al repetirse las informaciones sobre la detención del cura el pasado abril. Ignacio Mora “no es la persona que están vendiendo algunos”, lamentó Julio López, quien indicó que la familia que presentó la denuncia ya no reside en Villanueva “la familia llegó en enero, en abril puso la denuncia y en junio se marchó” por lo que la orden de alejamiento que le impide acercarse a la menor ya no tendría efecto en la localidad.

El sacerdote Ignacio Mora, en las inmediaciones del Cuartel de la Guardia Civil de Pozoblanco. /ARCHIVO

El arresto del párroco a finales de abril provocó un tremendo revuelo en la comarca, pues el cura oficiaba servicios, aparte de en Villanueva del Duque, en Villaralto y Fuente la Lancha.

Precisamente, un grupo de vecinos de estas tres localidades hicieron pública la creación de una plataforma como muestra de apoyo al párroco y comenzaron una campaña de recogida de firmas por la “confianza” de los feligreses en la inocencia del cura. Los vecinos se están organizando para manifestarse y protestar.


El Obispado de Córdoba ha reubicado en la parroquia de San Bartolomé de Espiel al sacerdote 

El obispo ha trasladado a Espiel al cura al entender que está “habilitado” para desarrollar su labor. La Diócesis ha señalado que el párroco “está habilitado plenamente” para el ejercicio del ministerio sacerdotal, del que -insistió- “ha dado claras muestras” en su anterior destino, “con gran aprecio de los fieles que le conocen de cerca”. Desde el obispado se insiste en que “si ha habido una acusación, cabe esperar a que la Justicia se pronuncie, pues puede resultar totalmente inocente”.

El Obispado ha asegurado haber actuado “siguiendo las pautas que nos ha dado la Santa Sede para el caso, una vez que lo ha conocido a fondo”. Por tanto, no se habría actuado “imprudentemente”, sino “con todas las cautelas que marcan los protocolos para estos casos”.

Al confiarle una nueva parroquia con nombramiento del propio obispo, la curia ha actuado “no para desviar la atención”, sino en “cumplimiento estricto” de lo señalado por El Vaticano.

La Diócesis pidió a los fieles de Espiel que reciban a Ignacio Mora “con buena actitud, pues tiene el respaldo de su obispo y en definitiva de la suprema autoridad de la Iglesia”.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada