Prestigiosos grupos y artistas han llenado la ciudad de la mejor música tradicional

ANTONIO MANUEL CABALLERO/ S.R.

La XXVII edición del Folkpozoblanco, la muestra de música tradicional que se viene celebrando con conciertos y actuaciones desde el jueves finaliza hoy sábado. Esta cita cultural está organizada y patrocinada por el Ayuntamiento de Pozoblanco, mientras que aliara se encarga de la dirección y producción.

El pasado jueves los más pequeños disfrutaron de lo lindo con las canciones de Pepica y los Bichejos, una formación musical murciana que surge en el deseo de investigar y elaborar un concierto para público familiar que incida en la música tradicional, renovando los temas de siempre y aplicándoles dinámicas lúdicas para el desarrollo de la imaginación y la psicomotricidad de los más pequeños.

Ayer viernes, sorprendió la puesta en escena y la fuerza de Wyrdamur que realizó un pasacalles por la avenida Villanueva de Córdoba y Marcos Redondo. Se definen como una “estirpe de guerreros protectores de la llama del bombo, quienes la portan por pueblos, ciudades, reinos y allá donde esta les guíe”.


En El Silo se pudo disfrutar del grupo Olga y los Ministriles y su visión más personal de la música popular aragonesa, donde se mezclan los instrumentos más autóctonos y ancestrales que se tocan en los dances pirenaicos, con la magnífica voz de Olga Orús, una de las mejores voces del panorama de la música folk española. Sus temas que se escucharon, de composición propia y del folklore aragonés, reflejan el compromiso, que desde hace tantos años, tienen algunos de sus componentes con la difusión de la música tradicional de esta fantástica tierra.

Finalmente, el colofón a la noche lo puso, en La Salchi, La Banda Morisca; un grupo de música de raíces flamenco-andalusíes afincado en Jerez de la Frontera.

Por último, hoy sábado cerrará el ciclo de conciertos a las diez de la noche con el grupo Mujeres con Raíz, de Murcia, y Aliara, también en La Salchi. La entrada es gratuita.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada