Inside Out. Al revés

RAFAEL MUDU 
(Psicólogo Sanitario ASNC) 

Ayer fui a ver una de las últimas películas de animación que podemos ver en lo que aún nos queda de verano. Se trata, como dice el título del artículo, de “Inside out”, en español “Al revés”. Creo que con este título quieren hacer referencia a la extraña sensación que te puede dejar esta película; si no la analizas un poco tras verla.

Sin embargo me gustaría comentar lo que sí me pareció muy interesante de esta película. En algunos instantes uno tiene la sensación de estar viendo una versión moderna de aquella serie que tanto nos enseñó sobre el cuerpo humano a algunas generaciones “Erase una vez la vida”. Que por supuesto pienso deberían reponer. Mucho mejor que Doraemon. ¡Donde va a parar!

En fin, en esta sensación que digo antes, estamos cuando nos van describiendo algunas de las partes del cerebro y algo parecido a cómo funcionan, según los últimos estudios que tenemos. La película describe someramente funciones y lugares “funcionales” que según investigaciones y teoría recientes explican el funcionamiento de nuestro cerebro. Lo cual es bastante instructivo. Aunque no del todo preciso. Al fin y al cabo es una peli familiar. Pero puede darnos una idea de cómo funcionamos y sobre todo, algunas cosas que charlar, compartir y aprender en familia.

Pero, sin duda alguna, lo que más me ha gustado sobre la película; por su aplicación en nuestra vida real, ha sido todo lo que nos enseñan sobre las emociones y lo que nos sugieren sobre la forma de gestionarlas.

Dividen nuestras emociones en cinco principales con tres de ellas más momentáneas: ira, asco y miedo; y dos de ellas más permanentes y decisivas: alegría y tristeza. Las cinco parece, en la peli, que gestionan todo lo que vivimos y almacenamos en nuestros recuerdos. Ellas van tiñendo estos de uno u otro color según la emoción que lo gobierne. Al principio parece que hay una obsesión por que la alegría sea la gobernante principal, relegando a las demás, especialmente a la tristeza, a un segundo o quinto plano. Parece que para que vivamos solamente alegres. Esto parece que es lo ideal, en la película, pero claro, muy poco real. Por lo que las situaciones de la vida, en un momento, como en la película, pueden hacer que algunas de estas emociones, estén un “tiempo fuera” de nuestra mente, y su capacidad de influir en nuestra gestión de situaciones y recuerdos quede vetada.

Poco a poco, en la peli, y en nuestra vida real; aprendemos, si nos empeñamos en ello, que todas las emociones son necesarias, que todas son igual de importantes, y que nos interesa que todas participen en nuestra gestión de situaciones y recuerdos. Las situaciones de la vida, son lo suficientemente complejas como para que pretendamos gestionarlas completamente desde sólo una emoción. Esto suele tener consecuencias poco eficaces. Así la película nos muestra como la forma más eficaz de vivir, es usando las distintas emociones, sin descartar ninguna, según las necesidades momentáneas de cada situación que vivimos. Y no quedándonos para todo el día sólo con una. Ya que esto para nada es eficaz.

Todas son necesarias. ¿Para qué las tenemos, si no fuese así?. El truco está en pensar un segundo, cual es la más eficaz en cada momento y ponerla a trabajar, para luego darle descanso cuando la situación cambia. Que cambia, seguro. Vivimos en constante cambio. Por lo que las emociones, también tendrán que estar en constante cambio si queremos ser eficaces en nuestra vida. Esto facilitará nuestra autoeficacia, autoestima y aumentará la probabilidad de vivir cada día más momentos felices.

Tranquilas y tranquilos, esta gestión es parte del aprendizaje que tendremos que hacer a lo largo de nuestra vida. No es de un día para otro. Pero con valientes películas como esta, podremos ir teniendo pistas de cómo hacerlo.

Eso sí, os recomiendo que una vez vista, hagáis una especie de cine fórum familiar para comentar todo lo que cada uno ha sacado de las sugerencias de la película y lleguéis a ideas prácticas para gestión de emociones, como las que nos sugiere la peli y yo os he comentado hoy.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada