Entrevista a José Luis González Peralbo en Dos Torres

ANTONIO MANUEL CABALLERO 
DOS TORRES

El profesor José Luis González Peralbo compatibiliza su labor de docencia en el IES Antonio María Calero con la investigación a la que ha dedicado muchos años y sobre la que ha tenido acceso a documentos muy valiosos que han arrojado luz sobre diferentes aspectos del pasado de Los Pedroches. Tras su participación el año pasado en las Jornadas de Historia y Desarrollo Local de Dos Torres en las que aportó amplia información acerca de la unificación de las villas de Torrefranca y Torremilano, este año ha vuelto a ser reclamado por el Ayuntamiento de Dos Torres para participar en las jornadas. 

González Peralbo ha demostrado que la unificación se produjo en 1841 y no en 1839. /SÁNCHEZ RUIZ

- ¿Qué le parece que vuelvan a contar con usted en estas jornadas de historia para hablar de la unificación? 
- El primer sorprendido soy yo porque me han vuelto a invitar después de mi intervención el año pasado. Me han dicho que quedaron muy satisfechos y que quieren conocer más cosas y en este caso yo se las puedo ofrecer así que acepté intervenir de nuevo.

- ¿Cuál ha sido el hilo conductor de su conferencia? 
- Después de estudiar el asunto y de investigar a lo largo del tiempo me he dado cuenta que hay un paralelismo entre lo que fue el litigio que hubo con el robo de las joyas de la Virgen de Loreto con el proceso político de la unificación y es algo prácticamente desconocido y creo que va a llamar la atención. Ese litigio fluye paralelo y simétrico a la cronología del proceso político de unión de ambas villas y crea profundas tensiones personales, políticas, religiosas y sociales a nivel institucional y popular.

- Usted ha desvelado tres importantes acontecimientos relacionados con Dos Torres hasta ahora inéditos. ¿Cuáles son? 
- El ya comentado robo de las antiquísimas alhajas de la Virgen de Loreto a manos de los carlistas y sus implicaciones políticas en el inmediato proceso de unión de las dos villas, especificando en qué consistían las citadas joyas, en primer lugar; la nueva construcción de la ermita de Santa Ana-Loreto en el siglo XVIII por alarifes pozoalbenses de la familia Cabrera en segundo lugar y finalmente la aportación de la fecha y documento original, inapelables, sobre el momento y los autores de la unión, cuestión historiográfica esencial sobre el nacimiento de Dos Torres que, por desgracia, se ha interpretado, transmitido y repetido constantemente de forma errónea durante casi dos siglos, hasta hoy.

- ¿Y cuál es esa fecha exacta? 
- Para septiembre de 1841 se esperaba la publicación inminente del decreto de unificación pero se retrasó hasta diciembre debido a la situación de inestabilidad política del país. El día 2 de diciembre de 1841 el ministro de gobernación de la península aprobó la unificación y el regente Espartero, como jefe de estado, dio su conformidad. La aprobación llegó en forma de circular a la Diputación Provincial de Córdoba unos días después y el presidente de la institución provincial la firmó el 9 de diciembre ordenando su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia, donde apareció el sábado 11 de diciembre de 1841, documento que he mostrado en mi intervención. Esta última es la fecha en que entró en vigor la unión de ambas villas con el nombre de Dos Torres. Hasta hoy, por un error de interpretación mil veces repetido y jamás contrastado en las fuentes documentales, los historiadores habían señalado idéntica fecha pero de 1839.

- ¿Cuáles son las fuentes documentales que ha manejado en este asunto? 
- Aparte del bagaje que uno lleva y de todo lo que he ido acumulando, aquí he trabajado sobre tres centros de formación que han sido el archivo municipal de Dos Torres, el archivo del Obispado y los fondos de la propia Diputación provincial. También documentos del archivo de Pozoblanco y la prensa de la época han sido decisivos.

- ¿Cuáles son esas joyas que se le robaron a la Virgen de Loreto? 
- Bueno lo he descrito en parte. Se le achacó al administrador de Loreto ese robo y ahí se encontraban varios aderezos de oro, pulseras de perlas finas y de hilos o una cruz muy valiosa, incrustada con reliquias como donación del Papa. Los carlistas las robaron como en otros muchos sitios y nunca más se supo.

- ¿Qué ha desvelado sobre la reconstrucción ermita de Loreto en el siglo XVIII? 
- He tenido acceso al documento del contrato original de abril de 1763 sobre lo que fue la reconstrucción de la ermita que es un documento muy importante porque es muy clarificador hasta el punto que casi puede servir de guía para visitar la ermita actual por eso he querido entregar esa información a todos los asistentes. La construcción de la antigua ermita levantada en honor a Santa Ana comenzó en la penúltima década del siglo XVI y para 1599 estaba prácticamente finalizada, incluido el retablo, obra del entallador Pedro Martín y del pintor y dorador Juan de Molina. Era entonces mayordomo y administrador de la misma Hernán Sánchez Alcalde. La decadencia del edificio y, sobretodo, los efectos del gran terremoto de Lisboa de 1755, que causó estragos en un gran número de edificios monumentales de la comarca, forzaron la reconstrucción del santuario. En 1963, tras haber solicitado permiso al Obsipado y obtener la autorización para afianzar y reconstruir el cuerpo principal del edificio, comenzaron las obras según el proyecto presentado que ascendía a la cantidad de 25.844 reales, reducidos a 23.000 gracias al aprovechamiento de algunos restos arruinados de la misma.

- ¿Quién ejecutó esa reconstrucción? 
- La obra corrió a cargo de los maestros alarifes pozoalbenses, Bartolomé y Francisco de Cabrera, que firmaron el correspondiente contrato en abril de 1763. Aunque estaba previsto concluirla en dos años la obra se prolongó hasta 1767. El paseo que rodeaba al santuario fue añadido en 1868. Con anterioridad a la unión de las dos villas para formar la nueva población de Dos Torres se celebraban en la ermita dos funciones solemnes, una en la festividad de Santa Ana y otra en honor de la casa de Loreto en diciembre.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada