Tres noches con el mejor teatro clásico en el marco de la Plaza de la Villa

ANTONIO MANUEL CABALLERO
DOS TORRES

Los días viernes 24, sábado 25 y domingo 26 de julio, a las 22.30 horas, se celebra el III Festival de Teatro Clásico y Popular de Dos Torres, organizado por el Ayuntamiento de la localidad, con la colaboración de la Diputación de Córdoba.

El propósito de este evento es posicionarse como un festival de teatro de referencia en el norte de la provincia de Córdoba, especializado en el registro de obras clásicas y de corte popular, para hacer llegar el teatro a todos los públicos, de forma adaptada y profesional, y como peculiaridad del festival de Dos Torres está su lugar de celebración, un marco arquitectónico de gran valor patrimonial.

La compañía seleccionada para la puesta en escena es Trápala Teatro, dirigida por el reconocido actor Juan Carlos Villanueva, una compañía cordobesa de notable prestigio con una dilatada trayectoria llena de éxitos y buena crítica.

Las obras seleccionadas para esta tercera edición del festival son las siguientes: “No es oro todo lo que reluce”, dramaturgia sobre textos de Miguel de Cervantes; “La Zapatera Prodigiosa”, de Federico García Lorca y “Chejov, Chejov”, de Antón Chéjov. El festival se desarrolará en la Plaza de la Villa y el abono para las tres obras tiene el precio de 15 euros, mientras que la entrada general para cada espectáculo asciende a 7 euros.

Ya están a la venta los abonos y las entradas -localidades numeradas- en el Centro de Interpretación de la Arquitectura Popular de Dos Torres y en el centro Guadalinfo de la localidad. Las taquillas también estarán abiertas desde una hora antes del comienzo de las representaciones.



EL PRESTIGIO DE TRÁPALA 
Trápala es la formación teatral más antigua de Córdoba. Los primeros montajes, allá por el año 1974 se llevaron a los escenarios por jóvenes con sus títulos de Arte Dramático aún frescos. Casi con una “manta y una bombilla” y toneladas de ilusiones, comenzaron esta andadura que ya cuenta con muchos años de trabajos, anécdotas y momentos inolvidables que figuran en su historial. Con un pretendido sentido ecléctico, tocan todo género teatral, desde la tragedia griega hasta el musical, pasando por la comedia, la farsa, el teatro vanguardista o el más puro drama naturalista. La profesionalidad entendida no solamente como dedicación plena, sino como rigor en el tratamiento de los textos escogidos, para llevarlos a un público en su más puro y genuino sentido.

Este público, receptor último de los trabajos, esfuerzos e ilusiones de la compañía, es su máxima preocupación. Por ello su participación en sus montajes es primordial. De ahí que sus escenarios hayan sido desde un teatro convencional, a un colegio mayor, asociaciones de marginados sociales, cárceles o cualquier lugar donde haya habido y siga habiendo alguien dispuesto a vibrar con algo tan maravilloso como el teatro.

TRES GRANDES OBRAS 
“No es oro todo lo que reluce” parte de dos piezas de Cervantes: el Vizcaíno fingido y el viejo celoso, y mediante un trabajo de dramaturgia, se consigue un texto respetuoso y divertido, con el que pretenden seguir el camino iniciado con “Pícaros y cuernos” y que tan buenos resultados ha dado a la compañía no solo artísticos y económicos, sino de comprensión y aceptación de los Clásicos por todos los públicos. Esto no quiere decir que sea la línea a seguir por la compañía a partir de estos espectáculos, por el contrario se trata de profundizar sobre el descubrimiento de los Clásicos considerándolos como la mejor escuela.

“La zapatera prodigiosa” (Federico García Lorca) según su autor, es una Farsa simple de puro tono clásico donde se describe un espíritu de mujer. Trápala ha querido añadir a todo lo dicho por el autor el hecho de una realidad palpable, aún hoy, en nuestro país. Lo establecido, las normas, el que dirán, hacen de su vida una lucha constante contra esa realidad que le impide expresar sus sentimientos. Por ello esta Zapatera es una mujer luchadora a causa de su inocencia lo que no significa falta de carácter, sino todo lo contrario.

“Chejov, Chejov” es un montaje sobre textos de Anton Chejov. A finales del siglo XIX en la Rusia rural, durante los últimos momentos del Imperio Zarista, una mujer, Natalia, ve como pasan los años y no consigue contraer matrimonio. Un día recibe la visita de su vecino Iván, que va a pedir su mano. A partir de este momento y dado el fuerte carácter de Natalia se producen una serie de situaciones límite en tono de comedia, así como gran cantidad de equívocos que conducen hacia un desenlace feliz al final de la primera parte, todo ello mediatizado y suavizado por el padre de Natalia, que ve como el carácter de su hija puede fastidiar el enlace.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada