Pacientes del Hospital Comarcal denunciaron esta semana la falta de aire acondicionado

EMILIO GÓMEZ 
POZOBLANCO

El hospital de Pozoblanco estuvo esta semana con problemas en el sistema de refrigeración en la planta tercera aunque desde la dirección insistieron en que el gran problema era que se abrían las ventanas por parte de familiares y enfermos.

Pozoblanco estuvo esta semana en alerta amarilla. El calor era sofocante en toda la localidad y sobre todo en la planta tercera del Hospital Valle de los Pedroches donde según los enfermos apenas funcionaba el aire acondicionado perjudicando a un gran número de personas ingresadas en sus habitaciones. Los pacientes del Hospital han sufrido en los últimos días las consecuencias de las altas temperaturas dentro del centro sanitario. La razón se encuentra en que el hospital tuvo problemas con el sistema de aire acondicionado.

El calor también afecta el normal funcionamiento del Hospital Comarcal.
Foto: SÁNCHEZ RUIZ

Raquel Amador indicaba la estancia en la habitación hospitalaria era insoportable. Se veía a enfermos en los pasillos, en las habitaciones personas mayores sin pijamas y con los abanicos sin parar. Amador señalaba “que a las siete de la mañana ya estaba en la ducha, nadie descansa”. Raquel Amador es la responsable de los familiares de pacientes ingresados y dice haber reunido más de 50 firmas “es de vergüenza que estemos sin aire acondicionado en un sitio como este, además, si abrimos las ventanas las enfermeras nos piden que las cerremos porque aseguran que la central térmica funciona de forma correcta”.

Una enferma señalaba que el lunes por la tarde tuvieron 42 grados en la habitación. Ante eso, comentaban que los operarios le habían indicado que cerraran las ventanas y bajaran las persianas. “Estamos en una jaula, en un corral de cabras, peor que los animales, sudando la gota gorda” argumentaba un enfermo Rafael Belmonte que explicaba “que le han quitado medio pulmón y qu aun así ha tenido que soportar un sofoco de calor insoportable”. Belmonte explicaba “no nos han hecho caso, por eso yo y Raquel hemos llamado a la medios, a la radio del pueblo y Canal Sur, la gente tiene que saber como nos tienen aquí”.

Ángeles Herrador señaló que es “muy doloroso soportar estas condiciones pues no se puede parar” ya que su madre está en estado crítico con un ictus y es desesperante “verla sudar”. Francisco Calero decía que no le han “hecho caso” y es algo que lleva mucho tiempo sin solucionarse pues al parecer “en tres años el aire acondicionado no ha funcionado correctamente”. Señalaba que su madre tiene 95 años y no puede irse al pasillo para aliviarse del calor. Otra paciente salió a la puerta con el suero quejándose amargamente de que “estaba achicharrada”.

En esa misma planta, en la zona de maternidad, el aire funcionaba perfectamente tanto que incluso los enfermos tenían frío. El responsable del área económica del hospital , Fernando Roa, explicaba que “el problema se resolvió ” aunque especificó que en gran parte tuvo su origen en “ la tendencia de los pacientes y familiares a abrir las ventanas” . Roa comentaba que la máquina enfriadora no puede funcionar correctamente por la noche al “haber estado las habitaciones abiertas en puertas y ventanas” por lo que por el día a la máquina “ le cuesta contrarrestar “. Señaló que es un sistema centralizado que funciona en todo el hospital y que le cuesta más llegar arriba aunque dejó claro “que no está roto el aire acondicionado”. Especificó que “al mantener selladas las ventanas cerradas funcionó correctamente aunque se puso otra máquina más”. Según los técnicos “el problema es que se abrían las ventanas, el aire frío se iba y lo que queda es el aire caliente que entra de la calle”

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada