Entrevista a Evaristo Ballesteros Tribaldo, pregonero de la Virgen de Luna 2016

ANTONIO MANUEL CABALLERO 
POZOBLANCO



-¿Cómo está siendo estos días? 
-Pues de asimilación y de digerir lo de ser pregonero porque es una responsabilidad muy grande para mí pero bueno con muchas ganas de empezar a preparar cosas con alegría e ilusión.

-¿Ha comenzado ya a preparar su pregón? 
-La tarea desde luego va a ser intensa y ya he estado pensando que habrá que ir recordando momentos de la niñez y de la juventud para ir preparándolo porque lo que quiero es que la gente conozca las vivencias que yo he tenido con la Virgen de Luna y su romería a lo largo de toda mi vida, que han sido muchas.

-¿Cómo le comunicaron que habían pensado en usted para pregonar las fiestas de la Virgen de Luna? 
-Fue el día 15 de julio cuando recibí una llamada del capitán de la Cofradía que me lo dijo. Claro en un principio me quedé un poco parado porque es una cosa que no esperas pero en la misma conversación acepté porque la ilusión es máxima. Y, por supuesto, quiero agradecerá la Cofradía que hayan pensado en mí, un paisano humilde que sí es cierto que tengo muchos vínculos con esta fiesta singular en Pozoblanco.

-Son muchos esos vínculos familiares ¿verdad? 
-Sí es el caso de mi padre, que en paz descanse que durante más de 25 años fue hermano o de mi abuelo. Por supuesto el sargento, que tantos años fue mi tío Antonio Ballesteros y luego mis primos Javier Muñoz y Javier Cebrián. Mi familia ha estado siempre muy metida en esta tradición y desde pequeñitos lo hemos vivido de una manera muy importante. Es algo que se lleva en la sangre y nuestros antepasados inculcan el cariño y el amor a la Virgen de Luna que luego nosotros trasladamos a nuestros hijos. Estos días, al igual que cuando se acerca la romería de traída, me vienen a la mente los recuerdos de mi padre cuando empezaba a preparar la escopeta o mi madre la ropa o ese tambor que siempre íbamos a bailar.

-Desde hace años reside en Jaén. ¿Qué tarea desempeña allí? 
-Si concretamente casi 20 años llevo por tierras jiennenses. Soy profesor de la Universidad de Jaén, en la Escuela Politécnica Superior de Linares dónde imparto asignaturas dentro del grado de ingeniería química. Y aparte de la tarea docente está la investigadora y es que estamos embarcados en distintos proyectos relativos a control de calidad de los alimentos.

-¿Viene mucho por Pozoblanco? 
Sí cada vez que puedo a ver a la familia y en cuanto a las romerías de traída pues siempre y si he faltado habrá sido una sola vez por la lluvia. Eso sí hay que volver el domingo por la noche, salvo alguna excepción en la que me he podido quedar hasta el lunes.

- ¿Difunde usted esta fiesta en Linares? 
-Claro y hay compañeros y amigos que ya conocen parte de la fiesta. Algunos me han dicho que me quieren acompañar el día del pregón.

-Un pregón, el suyo que será en enero 
-Sí lo primero que me acordé es que este año la romería cae en el 31 de enero, el día de San Juan Bosco. Pues nada que este honor es un privilegio además porque surgirán de nuevo esas vivencias de juventud y familiares con mi padre, con mis hijos, en fin va a ser muy bonito prepararlo.


EL PERFIL
Evaristo Antonio Ballesteros Tribaldo nace en Pozoblanco en junio de 1965, siendo el primogénito de los tres hijos de Bartolomé y Modesta. Está casado y es padre de dos hijos. En el año 1983 comenzó su Licenciatura en Ciencias Químicas en la Universidad de Córdoba donde se Licenció en 1988. En 1993 se Doctoró en Ciencias Químicas en la misma Universidad.
En el año 1996 fue contratado por la Universidad de Jaén, y desde el año 2001 es Profesor Titular de Universidad del Departamento de Química Física y Analítica en la Escuela Politécnica Superior
de Linares.
Su niñez y juventud ha girado alrededor de la Virgen de Luna ya que es hijo de Bartolomé y nieto de Evaristo, cofrades de la Virgen que le han inculcado el amor a la Virgen de Luna. Además su tío
Antonio Ballesteros ha sido Sargento de la Cofradía durante varios años. También pertenecen a la Cofradía sus primos Javier Muñoz y Javier Cebrián.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada