Pozoblanco amaneció con versos en sus pasos de cebra

EMILIO GÓMEZ


Es hora de llegar muy lejos. Es lo que puede leer quien baje del autobús de la Estación de Pozoblanco y ponga pie en tierra. Esa frase la pintaron jóvenes voluntarios de Prohombre Los Pedroches en la noche del lunes. Amor en el asfalto. Es una manera de pintar poesía aunque sea en un paso de peatones. Letras, plantillas, botes de pintura, frases cargadas de amor, de ánimo. Otra manera de ver la vida. Esa es lo que quiere esta asociación para la gente que quiere superar una adicción como la droga.

“Siempre hay que tratar de ser el mejor, pero nunca creerse el mejor“, era otra de las frases que adorna otro de los pasos de peatones de Pozoblanco. Frases que al pisarlas nos pueden hacer reflexionar sobre lo que somos o queremos ser. Difícil el mundo de las adicciones. Hay muchos padres y madres preocupados por el futuro incierto de sus hijos quienes han caído en una trampa tan peligrosa y tenebrosa como es la droga. Por eso nos alegra de que jóvenes voluntarios tiendan su mano a la gente que lo está pasando mal por este tema.

Estos jóvenes que pintaron frases cargadas de emociones en el asfalto son los que se tendrá que enfrentar a la vida sin mascarilla y con mucha dosis de ilusión. Dentro de poco desaparecerán. Se despintarán, se irán esas frases en las ruedas de los coches pero habrán entrado en los que las leyeron al pasar. Una experiencia “única” decía una joven mientras iba arrancando la plantilla de la frase estampada.

Frases motivadoras para mostrar que hay una asociación dispuesta a ayudar a los jóvenes a salir de sus dependencias, de sus infiernos que les quita libertad y alegría.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada