Entrevista a Emiliano Pozuelo, alcalde de Pozoblanco

EMILIO GÓMEZ (Pozoblanco)


Emiliano Pozuelo Cerezo es el nuevo alcalde de Pozoblanco. Un entusiasta de su pueblo que se ha marcado como reto y desafío complicado hacer crecer el pueblo, para alcanzar los 20.000 habitantes en un futuro próximo. No se cansa de repetir que quiere un gobierno que responda a las necesidades reales de los ciudadanos. Para ello cree que se necesita un compromiso político y ciudadano. Quiere inundar de ilusión Pozoblanco. En los primeros días en su cargo le han faltado horas durante el día. Dice que se ha iniciado un nuevo camino, donde las personas serán la clave para que Pozoblanco cambie. Ganas no le faltan en la aventura que ha iniciado bajo el lema de “lo mejor está por llegar a Pozoblanco”. Que así sea.

EL PERFIL
La vida para él es un beso de Ángela (su mujer), un abrazo de Lucía (su hija) y un sueño en el que pueda construir un Pozoblanco mejor. Para estar en primera línea de la política, ha tenido que estar esperando su opción de lanzamiento y hacerlo con la convicción de que un día llegaría su momento. Comenta que la vida le cambió cuando conoció a Ángela hace dos años. Ahí cambió su vida emocional y sentimental, que continuó con el coaching y la llegada de Pozoblanco en Positivo. Presume que ha sido tarugo 43 años, los años que tiene. Pretende seguir siendo el mismo tarugo aunque con el compromiso de que ahora tiene que mirar por más de 17.000.

¿Cómo está viviendo sus primeros días como alcalde? 
Con la intensidad que requiere el momento, viviendo y disfrutando al máximo una experiencia única en mi vida. Con un gran sentido de la responsabilidad y mucha prudencia ante las grandes expectativas generadas.

¿Cuál ha sido la frase más bonita que le han dicho en estos días?
Sabemos quién eres y sabemos que podemos confiar en ti. Sigue siendo tú mismo.

La política tiene su lado romántico. ¿Es complicado ser político?
Nos encontramos en un momento complicado para dedicarse a la gestión pública. Nuestros abuelos lucharon muy duro para traernos una democracia que algunos han utilizado de una manera ruin para lucrarse a costa del sistema. Afortunadamente el sistema los ha pillado y aunque ahora la gente esté indignada por las cosas que salen a diario hay que tener confianza en el sistema, que sepamos lo que han robado es señal de que el sistema funciona, ¿qué se puede mejorar? seguro, pongámonos manos a la obra.

¿Por qué la política está cada día más cerca del espectáculo?
Creo que siempre ha sido así solo que ahora las nuevas tecnologías internet, redes sociales, etc. hacen que todo se conozca al instante, todo se magnifique, no existe la vida privada de nadie y menos de quienes nos dedicamos a la gestión pública. Eso tiene sus ventajas y sus inconvenientes, tenemos que aprender a jugar con esas cartas en un escenario nuevo en el que para una gran mayoría todo vale para sacar crédito de cualquier situación.

¿Qué le da más miedo de la política?
Proteger a mi familia de todo esto, ellos no tienen culpa de que yo sea alcalde de Pozoblanco y tengo que intentar protegerlos. Me ha bastado una semana para darme cuenta que igual que la gran mayoría del pueblo está encantada de que sea su alcalde, también tengo algunos seguidores que están a “perro puesto”, permíteme la expresión, esperando cualquier posible equivocación mía. Supongo que eso irá con el cargo, he tomado algunas precauciones y a centrarme en lo que es mi obligación a día de hoy que no es otra cosa que gestionar bien los recursos de nuestro ayuntamiento. Mi reto es que esa legión se convierta en una panda gracias a mi buen hacer.

¿Y de la vida?
En la vida me preocupa lo que a ti o lo que a cualquier padre de familia, que mi hija, mi mujer, mi familia, mis amigos, todos estén bien de salud. Lo demás lo capoteamos de la mejor manera posible. También me preocupan mucho las grandes desigualdades que hay en un mundo que cada día que pasa es más injusto y por supuesto el maltrato que le estamos dando al medio ambiente. Nosotros pasaremos por esta vida con un ecosistema más o menos estable, pero, ¿qué estamos dejando a nuestros hijos?

Reportaje fotográfico: SÁNCHEZ RUIZ


-¿Cuáles son las palabras que con más frecuencia se dice a sí mismo?
“Mi destino lo elijo yo”. La última voluntad del ser humano está en decidir como afronta todo lo que le pase en esta vida. Si la última palabra en todo lo que me pase la tengo yo, estoy en la obligación de regalarme a mí mismo lo mejor. Confianza, ilusión, pasión, con esas tres palabras se consigue todo.

¿Qué se puede esperar de un mundo en el que a un hombre bueno se le considera loco o tonto?
-Risas- Muy buena pregunta. Pues; “que seamos felices, total locos ya estamos”

¿Dice la verdad o se la calla?
Depende del momento. Normalmente digo la verdad o mi verdad y lo que pienso sin ningún tipo de tapujos. Suelo ser bastante transparente.
Pero también he aprendido con el tiempo que a veces es mejor callar si las consecuencias a corto plazo de decir esa verdad no van a ser beneficiosas. Prefiero callar y esperar el mejor momento para atajar el tema en cuestión.

¿De verdad cree que Pozoblanco puede llegar a tener 20.000 habitantes pronto? 
Sólo depende de nosotros. Si nos lo creemos de verdad lo conseguiremos antes de lo que nos imaginamos. Si la población flotante que existe en nuestra localidad y los vecinos de los Pedroches ven a Pozoblanco un pueblo unido, ilusionado y con ganas de comernos el mundo, lo conseguiremos. ¿Quién se negaría a vivir en esta dehesa en una ciudad con futuro y calidad de vida? Llegar a los 20.000 habitantes es más que un eslogan electoral, es una apuesta sin complejos por el futuro de Pozoblanco. Lo que no suma resta. O crecemos o morimos. ¡Vayamos a por ello!

Dígame tres de sus pasiones actuales. 
Mis mujeres (mi hija, mi mujer y mi madre), la política y el conocimiento, estoy un poco obsesionado por seguir formándome.

¿Qué piensa usted de sí mismo?
Eso deben contestarlo los que me rodean a diario. Yo me veo bien, con mis cositas, pero bien -risas-. Si me permites un consejo no es muy sano pensar demasiado en uno mismo. Si ponemos nuestra máquina de pensar a evaluarnos continuamente puede generar problemas serios. Nuestra mente no descansa, está diseñada para ello y si no le damos el uso adecuado puede ser peligroso. Al menos así lo he constatado en mi trabajo como coach. Dejemos de comernos tanto el coco y vivamos más el presente.

¿Recuerda alguna canción de su infancia?
Sí, muchas. Si solo puedo escoger una me quedo con la del Oratorio. Hay días que si necesito bondad, alegría, compañerismo o dinamismo, me la canto. Es un chute de energía instantánea.

¿A qué jugaba cuando era niño? 
Al fútbol. Todo el día. Aunque la Salchi era nuestro campo de batalla para mil diabluras, el fútbol era mi pasión.

¿Qué cosas serían necesarias para que los pozoalbenses fueran felices? 
Salud y trabajo. Si tienen salud y un trabajo digno para mirar el futuro con ilusión creo que lo demás viene solo. Los tarugos somos personas inquietas por naturaleza y si estamos bien de salud y tenemos algo de dinero en el bolsillo nos comemos el mundo. Desde el ayuntamiento ofreceremos la estabilidad institucional que se necesita para que los vecinos de Pozoblanco vuelvan a creer en su ayuntamiento y lo utilicen para lo que debe ser: una buena herramienta para generar oportunidades de futuro.

¿Votaba al PSOE o al PP?
Las primeras elecciones que tuve derecho a voto, voté al PSOE. Luego siempre al PA.

¿Qué le dicen por la calle?
Pues de todo. Las cosas buenas las utilizo para sentirme bien y las críticas para aprender y esforzarme por ser mejor cada día. Estos días la gente está muy expectante, hay mucha incertidumbre y es normal. Las expectativas sin un objetivo bien definido suelen ser peligrosas, porque siempre ganan ellas. No hay dos personas con una expectativa idéntica, así que trataremos de satisfacer al mayor número posible, a todas será imposible.

¿Le gustan los amaneceres o atardeceres?
Me encantan los amaneceres en nuestra dehesa y los atardeceres en la playa. Amanecer en la dehesa me llena de energía, atardecer en la playa me inunda de paz.

¿Cómo ha sido el Pozoblanco de estos últimos años?
Muy diferente a como nosotros queremos que sea el Pozoblanco del futuro. Mi trabajo consiste en trabajar con la situación actual para conseguir el mejor futuro posible a lo largo de los próximos cuatro años. Anclarse en el pasado, centrarse en buscar en los cajones lo que han hecho mal los de antes, es una perdida de energía que yo no estoy dispuesto a desperdiciar. Mi energía y la de todo el equipo de gobierno esta en conseguir las mejores cotas de calidad de vida para nuestros vecinos. Tenemos cuatro años por delante para conseguirlo, y lo vamos a conseguir sí o sí.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada